Cómo escribir un guión teatral

Escrito por beau prichard | Traducido por adrian aguado galindo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Si puedes escribir una historia, entonces puedes escribir un guión para una producción teatral. Una vez que tengas la idea, sólo necesitarás colocar las palabras en boca de tus personajes. Algunas personas encuentran que escribir para teatro es mucho más sencillo que escribir un libro, sin embargo ambos son un reto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una idea

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Complementa tu idea: antes de que te sientes a escribir tu guión, asegúrate de que tienes una idea completa: un comienzo, un clímax y un final. Reúne a tus personajes y dales nombre antes de que comiences. Siéntete libre de darle a cada personaje un nombre para que puedas retomarlo después.

  2. 2

    Echa un vistazo a otros guiones para que te des una idea del formato. Muchos guiones siguen un formato muy similar, pero si hay variaciones. Los diálogos siempre estarán escritos de este modo: HAMLET: ser o no ser.

  3. 3

    Haz un mapa de tu idea. Toma notas. Puedes usar tarjetas o una hoja de papel, pero debes hacer el mapa de tu guión y de cómo está progresando desde el inicio y hasta el final. Muchas obras se realizan en dos actos: antes y después del intermedio. Sin embargo, la mayoría de las obras no sólo tienen dos actos. Los trabajos de Shakespeare están escritos en cinco actos. El acto por lo regular implica el paso del tiempo o un cambio de escenario. Cada acto se divide en escenas, que son conversaciones entre los personajes. Para hacer las cosas más simples, en especial si estás comenzando, trata de dividir tu guión en dos actos de una horas, y divídelos a su vez de 4 a 10 escenas.

  4. 4

    Simplifica y después simplifica aún más. Asumiendo que deseas ver tu obra en escena, existen algunas cosa que debes tener en mente. Una mayor cantidad de cambios de escenografía, un elenco demasiado grande, efectos muy complicados, entre otros factores, harán que menos gente esté interesada en llevar tu obra a escena. Puede ser una gran obra, pero si escribiste teniendo en mente un elenco de 20, será difícil de vender. Debes tener un total de 10 miembros del elenco cuando mucho, y algunos actores pueden realizar más de un papel. De la misma manera, busca lugares en tu guión en donde puedas tener más de una escena en la misma ubicación para reducir los cambios de escenografía.

  5. 5

    Escribe el guión. Inicia con una escena que te agrada o te entusiasme en particular. Hazla simple, describe las acciones entre cada línea de diálogo. Lo más importante es colocar las palabras en el papel y organizarlas después. Habla contigo mismo, actúa, haz lo que tengas que hacer para emocionarte con tu guión y comienza a plasmarlo en el papel. Una vez que tengas tu escena, escribe la que va antes o la que va después donde aparezcan los mismos personajes. No es necesario que debas escribirlas en orden, en tanto continúes escribiendo.

  6. 6

    Finaliza el guión. Un formato básico, tomado de Shakespeare, es que las acciones y los movimientos en escena están escritos en cursivas, las entradas y salidas están escritas con corchetes [Hamlet entra]. Revisa todo tu guión para asegurarte de que te agrada el orden. Utiliza un ojo crítico para buscar aquellas cosas que te gustan y deseas enfatizar, pero que podrían no ser buenas. Finalmente, siempre debes hacer una lectura del guión antes de que se ponga en escena. Algunas líneas que lucen geniales en el papel nunca suenan bien cuando alguien las pronuncia, de modo que tómate tu tiempo para escuchar como suena tu guión antes de que lo envíes a los agentes o a los teatros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles