Cómo escribir metas personales para el trabajo

Escrito por nicholas pell | Traducido por alejandra rojas
Cómo escribir metas personales para el trabajo

Mantén tu vida laboral en orden al ponerte metas alcanzables.

Pixland/Pixland/Getty Images

Escribir metas para el trabajo puede ser muy retador. Requiere que te veas a ti mismo de una manera que puede ser difícil. Recuerda que establecer metas personales para el trabajo tiene muchos beneficios. Te permite medir tu propio progreso basado en ti y no en las demás personas en la compañía. También te permite esforzarte por algo, dándole estructura y un propósito a las tareas de tu trabajo. Finalmente, te demuestra que eres tan serio acerca de tu trabajo así como tu empleador.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Lápiz o bolígrafo
  • Papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge metas mensurables. No tiene sentido escoger una meta que no puedas siquiera demostrar que ha sido alcanzada. Haz de tus metas algo verificable. Por ejemplo: en lugar de un "aumento de ventas en gran medida", escoge un objetivo específico. No importa qué sea lo que hagas, tiene que ser algo cuantificable. Escoge algo específico y mensurable. De esta manera puedes ver si en realidad ha sido alcanzado en lugar de sólo suponerlo.

  2. 2

    Escoge metas alcanzables. Nada alimenta el fracaso como el fracaso. Una manera segura de afirmarte que no haz alcanzado tus metas es seleccionar las que no pueden alcanzarse. Utilizando el ejemplo de ventas: incrementar tus ventas al 1000% es un buen alcance. Por otro lado, no te veas en la necesidad de escoger una meta modesta y fácil de alcanzar. En su lugar, escoge algo por lo que tengas que luchar pero también algo que esté a tu alcance.

  3. 3

    Separa tus metas. Si una meta es suficientemente grande para incluir otras más, es mejor enumerarlas por separado. Esto permite que veas cada tarea de manera separada. También llama tu atención a los pasos más pequeños hasta alcanzar tus metas laborales; una fórmula segura para hacer que tus metas se vayan realizando.

  4. 4

    Señala honestamente tus fortalezas y debilidades. Tus metas no deben ser desequilibradas. Escoge metas que te permitan mejorar las áreas donde te ha faltado rendimiento. Por el contrario, escoge metas que mejoren tus fortalezas ya existentes. Este tipo de balance no sólo atrae la atención de tu empleador, sino que también te hace un empleado mejor y más completo.

  5. 5

    Habla con tu empleador. Ten un platica con tu supervisor acerca de tus metas y escucha que tiene que decirte. No esperes que escriba tus metas personales por ti, pero cualquier retroalimentación que recibas será valiosa. Si tienes colegas con los que tengas una relación de mentores, discute el asunto con ellos brevemente y de manera informal. Un compañero de trabajo familiarizado con tus hábitos de trabajo diarios, puede proveerte más puntos de vista especialmente en términos de autoevaluación, que un supervisor.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media