Cómo escribir relatos personales

Escrito por liza hollis | Traducido por ehow contributor

Un relato personal es precisamente eso, una oportunidad de contar tu historia de la manera en la que la recuerdas o de la manera en la que crees que debe ser contada. En todos los escritos (excepto en el periodismo y en las autobiografías, por supuesto) un poco de creatividad y de licencia artística es permitido para asegurar que tu relato sea efectivo y significativo. Sin importar si estás escribiendo este relato para la clase, el trabajo o para tu propio disfrute, hay algunos puntos básicos que debes tener en mente al desarrollar tu relato personal.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ten en cuenta la audiencia a la que te diriges. Puede que estés escribiendo un relato personal, pero es probable que tengas la intención de que alguien más lo lea en algún momento. Si estás escribiéndolo para clase, generalmente tu audiencia son tu profesor y tus compañeros. Si tu relato se va a publicar en una revista o en Internet, puede que quieras dirigirte a una audiencia más grande. Ten tu audiencia en mente al desarrollar tu relato, pero no te sientas obligado a agradar a todo el mundo hasta el punto en el que pierdas tu voz personal.

  2. 2

    Decide un tema. Dependiendo de la intención del relato, tu historia puede ser falsa o verdadera. Todo lo que importa es que cuentes una historia personal que apele a tus propias emociones. Entre más honesto seas (o entre más desarrollada sea la voz del narrador), más gente se relacionará y se sentirá atraída por tu relato. Ningún tema es muy amplio o muy mundano, pero asegúrate de sacar una voz personal y un arco histórico.

  3. 3

    Haz una lluvia de ideas para desarrollar tu historia. Si estás escribiendo un relato de algo que te sucedió, probablemente quieras describir los eventos que componen tu historia. Escríbelos en orden cronológico incluso si no planeas presentar tu relato en formato lineal. Usa todos tus sentidos: vista, olfato, tacto, oído y gusto para dar detalles de tu relato que enganchen al lector. Usa imágenes cuando sea posible para que tu lector pueda visualizar mejor tu historia.

  4. 4

    Comienza a escribir. La única manera de poner un relato en marcha es sentarse y realmente comenzar a escribir. Puedes elegir seguir un fluir de conciencia al comienzo, te sorprenderá la libertad de expresión que esto te da. Sólo ten cuidado de no ser demasiado tangencial, mantente concentrado para que el lector pueda seguir tu historia. Siempre puedes organizar tus pensamientos mientras avanzas.

  5. 5

    Usa funciones literarias e incluye muchos detalles. No tengas miedo de usar símiles, metáforas, aliteraciones o cualquier cosa que añada potencia y personalidad a tu historia. Incluye muchos detalles sensoriales que enganchen aun más a tu lector. Asegúrate de que tu narrativa tiene cierto sentido de estructura con por lo menos una introducción, un conflicto, un clímax y una conclusión.

  6. 6

    Edita y revisa si es necesario. Es poco probable que tu relato sea una obra maestra en la primera pasada, así que edítalo y revísalo para asegurarte de que cada palabra de tu narrativa tiene potencia y es productiva. Léelo en voz alta para asegurarte de que tiene sentido para ti y para tu futuro lector.

No dejes de leer...

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media