Esguince del tendón de Aquiles vs. las terapias con calor y frío

Escrito por ramona french | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Esguince del tendón de Aquiles vs. las terapias con calor y frío
Usar hielo y calor correctamente puede ayudar a que este esguince del tendón de Aquiles sane más rápido. (Wendy Hope/Stockbyte/Getty Images)

Usar las terapias con calor y frío correctamente puede ayudar a acelerar la curación de lesiones, tales como un esguince en el tendón de Aquiles. Usarlas incorrectamente no causará daños graves, pero puede aumentar el dolor y la inflamación, en lugar de reducirlos. Comprender el efecto fisiológico de los tratamientos con calor y frío te ayudará a elegir el tratamiento correcto en el momento correcto.

Otras personas están leyendo

Esguince del tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles, también llamado tendón calcáneo, es una tira resistente de tejido que conecta los músculos gemelos y el sóleo de la pantorrilla al talón. Un esguince es una lesión menor, debido a los microdesgarros en el tendón. El esguince puede ser el resultado del uso excesivo, desgaste o trauma. La inflamación resultante causa hinchazón y dolor, especialmente al mover el pie.

Tendón de Aquiles.
Tendón de Aquiles. (ANKLE FRACTURE image by Dr Cano from Fotolia.com)

Terapia con frío

El hielo produce vasoconstricción, los capilares se encogen, lo que hace que sean menos permeables, causando menos inflamación. Ayuda a aliviar el dolor, ya que disminuye la sensación nerviosa local. Por otro lado, el hielo también pone a los músculos rígidos y disminuye la fuerza muscular. No uses hielo si estás temblando o tienes enfermedades vasculares periféricas, heridas abiertas o hipersensibilidad al frío.

Esguince del tendón de Aquiles vs. las terapias con calor y frío
Terapia con frío. (foot splashing image by frozenintime from Fotolia.com)

Terapia con calor

El calor provoca la vasodilatación, los capilares sanguíneos se abren, lo que crea un aumento del flujo sanguíneo y lleva oxígeno y nutrientes a la zona lesionada. El calor relaja los músculos, reduce el dolor y mejora el rango de movimiento. Por otro lado, también aumenta la hinchazón. No uses calor si estás sangrando, tienes heridas abiertas, quemaduras, un tumor maligno o una enfermedad vascular periférica. Tampoco uses calor si la zona ya está roja y caliente o con ampollas.

Esguince del tendón de Aquiles vs. las terapias con calor y frío
Terapia con calor. (Foot massage in spa image by Dmitry Rukhlenko from Fotolia.com)

Indicaciones

El hielo es más eficaz para las condiciones agudas. Úsalo para lesiones recientes, en las primeras 24 a 48 horas después de sufrir un esguince en el tendón de Aquiles. Después de las primeras 24 a 48 horas, cuando el esguince haya comenzado a sanar, utiliza el calor para aumentar la circulación, lo que trae nutrientes y glóbulos blancos a la zona, acelerando el proceso de curación.

El hielo es más eficaz para las condiciones agudas.
El hielo es más eficaz para las condiciones agudas. (man with sprained ankle image by Joann Cooper from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles