Cómo espesar una salsa de queso

Escrito por julia detering | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo espesar una salsa de queso
La salsa de queso vertida sobre unas frituras de tortilla crea unos deliciosos nachos. (Nachos, melted cheese, salsa, jalapenos, sour cream image by Moritz Frei from Fotolia.com)

La salsa delgada de queso falla en cubrir adecuadamente las frituras y galletas. Espesar la salsa salva el platillo de su probable eliminación. Los agentes espesantes comunes como la harina y la maicena espesan la salsa, pero se incorporan mal a la mezcla dejando unos grumos desagradables de masa en el queso. Agregar un agente de proteína espesante altera la textura sin distorsionar el sabor de la salsa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Olla pesada
  • Huevos
  • Queso

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo utilizar la yema de huevo para espesar una salsa de queso

  1. 1

    Calienta la salsa de queso en una estufa a fuego bajo. Utiliza una olla pesada para disipar el calor adecuadamente. Revuélvela constantemente a medida que el queso se derrite para evitar que se queme.

  2. 2

    Separa un huevo y desecha la clara del huevo. Utilizando un tenedor o un batidor, rompe la yema y bátela ligeramente.

  3. 3

    Agrega la yema del huevo a la salsa caliente de queso. El contenido alto de proteína de la yema ayuda con el espesor. Su consistencia líquida hace más sencillo incorporarla en las salsas cremosas de queso. Cocinar la salsa después de agregar el huevo agrega espesor y mata la salmonella potencial encontrada en algunos huevos.

    Cómo utilizar queso para espesar una salsa de queso

  1. 1

    Calienta la salsa de queso en la estufa a fuego bajo. Utiliza una olla pesada para disipar el calor adecuadamente.

  2. 2

    Agrega queso rallado o en cubos a la salsa a medida que se cocina. Revuélvela constantemente a medida que el queso se derrite para evitar que se queme. Los quesos cremosos contienen proteínas de leche descompuestas, las cuales hacen que el queso se incorpore fácilmente en la salsa.

  3. 3

    Deja que la salsa de queso se enfríe antes de servirla. A medida que el queso se enfría se endurece. A veces el proceso de enfriamiento espesa la salsa a la consistencia deseada.

Consejos y advertencias

  • Si la salsa de queso se pone muy espesa, adelgázala con leche.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles