Espíritu de empresa: Cómo dividir las pérdidas y las ganancias

Escrito por john owens | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Espíritu de empresa: Cómo dividir las pérdidas y las ganancias
Debes encontrar una manera justa de repartir los beneficios. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Una de las preguntas más difíciles de resolver cuando estás configurando un negocio con uno o más socios es cómo repartir las ganancias. Hay formas tradicionales de hacer eso. Una firma de abogados grande, por ejemplo, tiene dos tipos de abogados en la nómina, los socios y los que le gustaría convertirse en socios. A los no socios se les paga sólo un salario, no reciben una parte de los beneficios. Al final de cada año fiscal, los socios dividen los beneficios. Con una nueva empresa puede ser más complicado, pero si eres cuidadoso y te anticipas a posibles eventualidades, puedes encontrar una manera de dividir las ganancias que sea justa y satisfaga a todos los interesados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Estructura tu negocio correctamente: La estructura de tu nuevo negocio tiene un efecto importante en el reparto del beneficio. Puedes elegir entre una Corporación S, una LLC y una sociedad. Una sociedad es arriesgada porque los socios son personalmente responsables por cualquier deuda de la empresa. Por otro lado, una sociedad no paga ningún impuesto. Todos los impuestos son pagados por los socios, cada uno en sus ingresos de la entidad. Con una Corporación S, los socios comparten por igual los beneficios y la responsabilidad fiscal. Una LLC puede propagar esas divisiones de otra manera, utilizando diferentes fórmulas. Elige aquella que más te convenga.

  2. 2

    Asegúrate de que todos los socios estén de acuerdo en cuanto a la forma de definir los beneficios. La definición estándar es que la ganancia es la cantidad que queda en un período determinado después de que todos los gastos se han cumplido. Los socios tienen que ponerse de acuerdo sobre lo que son y no son gastos legítimos. Tienen que ponerse de acuerdo en cosas tales como si una cierta cantidad de dinero se destinará a cada año fiscal para casos de emergencia, para inversiones a largo plazo o para una futura expansión. Si estas cosas no se resuelven por adelantado, pueden dar lugar a controversias más tarde.

  3. 3

    Averigua quién obtendrá qué porcentaje. Si ambos socios están aportando la misma cantidad de tiempo, talento y capital, una división de 50-50 tiene sentido. Si un socio va a estar haciendo mucho más o si el trabajo de un socio es más valioso que el del otro, la división probablemente tendrá que ser negociada. Cuando una división es complicada o está disputada, podrías tener que gastar dinero en un mediador para ayudarte a ponerte de acuerdo sobre una división adecuada.

  4. 4

    Estabiliza tu división para los sueldos de los socios si los socios están dibujando los salarios y si esos salarios reflejan el valor y la contribución de los socios. Si el sueldo de un socio es de US$100.000 al año y el del otro socio es de US$50.000, una división de 2 a 1 parece equitativo, a menos que el socio peor pagado ponga una gran cantidad de capital inicial y el otro no.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles