Lifestyle

Sobre los Estados de la Revolución Francesa

Escrito por edwin thomas | Traducido por javier enrique rojahelis busto
Sobre los Estados de la Revolución Francesa

La disolución de los Estados Generales fue el preámbulo a la Revolución Francesa.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Los Estados Generales de Francia fue el órgano legislativo de la Francia monárquica, un cuerpo con una historia que se remonta a la época medieval. A diferencia de otras instituciones similares, sin embargo, se mantuvo débil y, por lo tanto, rara vez se convocó. El rey de Francia continuó gobernando como un monarca absoluto durante siglos, con un gobernante tras otro tratando de evitar la convocatoria y, por lo tanto, lidiando con la legislatura. Al final, esto sólo contribuyó al empeoramiento de los problemas económicos y sociales de Francia, de modo que cuando los Estados Generales fueron finalmente convocados. Esto puso en movimiento la Revolución Francesa.

Otras personas están leyendo

Identificación

Los Estados Generales fueron un órgano legislativo de poco uso de la Francia monárquica. Mientras que el cuerpo tenía orígenes legislativos similares al del Parlamento Inglés (con su Cámara de los Comunes y Cámara de los Lores), los Estados Generales de Francia nunca se convirtieron en un organismo gubernamental igual o superior. En Francia, dicho cuerpo vio su aumento de potencia y caída con las fortunas relativas de la monarquía. Básicamente, cuando el país estaba en crisis o la monarquía necesitaba elevar los ingresos adicionales, los Estados Generales disfrutaban de un renacimiento de poder y de influencia. Sería así que recaería en el olvido. En la época de la Revolución en 1789, los Estados Generales no se habían reunido desde 1614. El Parlamento de Inglaterra, por el contrario, fue capaz de aprovechar y ampliar sus competencias a través del tiempo.

Características

Había tres Estados representados en los Estados Generales. El Primer Estado representaba al clero de la Francia católica. El Segundo Estado pertenecía a la nobleza, mientras que ell Tercer Estado representa a los plebeyos. A finales del siglo XVIII, uno de los problemas con los Estados Generales fue su representación desproporcionada. El Primer y Segundo Estado eran legislativamente iguales al Tercer Estado, con el mismo número de escaños, pero el clero y la nobleza combinados eran sólo el 3 por ciento de la población de Francia.

Historia

En febrero de 1787, el ministro de finanzas del rey convocó a una Asamblea de Notables para servir como una comisión para abordar la severa crisis financiera de Francia. Este organismo le exigió el rey convocar a los Estados Generales, que en el pasado se había reunido casi dos siglos antes, en 1614. El cuerpo finalmente se convocó mayo 1789, después de una controversia sobre el número de puestos que se habían asignado al Tercer Estado. En 1788, se decidió que el Tercer Estado recibiría el doble de asientos, de modo que los plebeyos de Francia tendrían el mismo número de escaños que los nobles y el clero combinados en votación. Sin embargo, a pesar de recibir el doble del número de plazas, las decisiones todavía tenían que alcanzarse en los Estados Generales por "órdenes". Esto significaba que, al final, el Primer, el Segundo y el Tercer Estado cada uno tenía un voto en asuntos legislativos, y esto contradecía por completo el decreto de 1788 en relación a la ampliación del Tercer Estado. Los plebeyos se sintieron traicionados, y en lugar de enfrentar la crisis fiscal que sacudía a la nación, persiguieron una agenda para obligar a que los votos fueran contados por el número de asientos/cabezas, y no según "órdenes". El rey y sus ministros de manera grave calcularon mal la forma de manejar a los plebeyos, dejando que el asunto se arrastrara antes de conceder el punto y, por lo tanto, hicieron que se viera como si se hubieran visto obligados a hacer una concesión. Esto llevó a cuestionar la organización de los Estados y a que otros asuntos de procedimiento se prolongaran hasta mediados de junio, que fue cuando el Tercer Estado proclamó la Asamblea Nacional. Se invitó a los otros dos Estados a unirse a ellos, pero insistieron en que ellos, y no los Estados Generales en su conjunto, eran el único órgano legislativo legítimo de Francia. El rey ordenó que sus cámaras fueran cerradas, pero en lugar de eso se reunieron en la cancha de Cancha de Juego de Pelota Real y se emitió el Decreto de la Cancha de Juego de Pelota, que establecía la promesa de continuar reuniéndose hasta que una nueva constitución se hubiese decidido. Todo los esfuerzos del rey para prevenir la usurpación de los Estados Generales por los plebeyos fracasaron, y en julio los nobles, el clero y la monarquía aceptaron todo el hecho como ya consumado. El 9 de julio de 1789, la Asamblea Nacional se convirtió en la Asamblea Nacional Constituyente, encargada de redactar una nueva constitución francesa. Los Estados Generales dejaron de existir.

Importancia

Los eventos que llevaron al Tercer Estado a convertirse en la Asamblea Nacional y a derrocar a los Estados Generales fueron los primeros pasos críticos para desatar la Revolución Francesa. Sólo 5 días después de que la Asamblea Nacional se cambiara su nombre por Asamblea Nacional Constituyente, una turba de radicales irrumpió en la Bastilla.

Dato experto

El término americano "Cuarto Poder", se refiere a los miembros de los medios de prensa, que fue acuñado en referencia a los Estados Generales.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media