Cómo hacer estantes para vino

Escrito por will capra | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer estantes para vino
Los estantes para vinos ofrecen una manera conveniente y efectiva para almacenar botellas de vino. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los estantes para vinos ofrecen una manera conveniente y efectiva para almacenar botellas de vino. Funcionan igualmente bien para acceder fácilmente a los vinos que guardas a mano para las comidas de todos los días o para disfrutar en un almacenamiento a largo plazo para los más antiguos que quieras guardar para ocasiones especiales. Desafortunadamente, comprar estantes para vinos a menudo incluye un compromiso en cuanto al diseño, la capacidad o el precio. Por eso hacer uno por tu cuenta y personalizado, utilizando herramientas comunes y materiales económicos pueden ser una solución ideal.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Madera rígida (2 por 6 por 96 pulgadas -5 por 15 por 250 cm)
  • Mechas de agujero (4 y 1,5 pulgadas -10 y 3,7 cm)
  • Sierra o serrucho
  • Lija
  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • Tintura o poliuretano (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Prepara los lados y los soportes para las botellas. Crea laterales cortando madera a la mitad longitudinalmente, luego en cuatro piezas iguales, de 6 por 12 pulgadas (15 por 30 cm). Luego crea soportes de botella cortando la pieza restante de madera a la mitad de ambas dimensiones para formar cuatro tablas de 3 por 24 pulgadas (7,5 por 60 cm).

  2. 2

    Realiza muescas en las tablas. Córtalas del lado largo de cada tabla, a una pulgada (2,5 cm) de cada esquina (estas son dos muescas por lado, cuatro muescas por tabla). Cada muesca debe ser de 0,75 pulgadas (2 cm) de ancho y de profundidad. Corta las muescas precisamente, ya que estarán en los puntos de intersección en el los soportes de botella se apoyarán en los lados, creando un estante de vino apilable fuerte y estable.

  3. 3

    Taladra los soportes de la botella. Utilizando una mecha de corte de cuatro pulgadas (10 cm), realiza cinco agujeros en el borde de un soporte de botella de 3 por 24 pulgadas (7,5 por 60 cm). Coloca el centro de la mecha a una pulgada (2,5 cm) por arriba del borde de la tabla para poder crear arcos parciales en lugar de medios círculos. Separa los arcos de manera pareja a través de la tabla, pero asegúrate de dejar dos pulgadas (5 cm) en los extremos para no cortar a través de las ranuras. Repite este proceso para un segundo apoyo de botella y luego cambia a una mecha de 1,5 pulgadas (3,7 cm) y realiza cinco arcos en cada uno de los dos soportes de botella restantes.

  4. 4

    Revisa el encaje. Revisa las ranuras armando el estante del vino con dos soportes para botella (uno con arcos largos y otro con arcos pequeños) colocados sobre los dos lados. Si es necesario, utiliza papel de lija para raspar las ranuras un poco y suavizar los puntos ásperos o los bordes. Repite este paso con las otras cuatro piezas de madera y luego coloca un estante sobre el otro.

  5. 5

    Tiñe la madera. Si todo encaja bien, los estantes para el vino están completos, pero podrías querer desarmarlos y tomarte el tiempo de agregar una capa o dos de tintura o de poliuretano. Estos productos son fáciles de aplicar y pueden hacer que los estantes de vino sean más atractivos y más duraderos.

Consejos y advertencias

  • Puedes personalizar fácilmente el tamaño de los estantes para vino haciendo los soportes para las botellas más cortos o más largo y apilando más o menos estantes. Sólo asegúrate de separar los arcos de manera pareja, deja unas cuatro pulgadas (10 cm) por botella y deja dos pulgadas (5 cm) de cada extremo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles