Cómo estar sano y delgado

0
Ha sido de ayuda

Es importante ser conciente de que sólo porque eres flaco, o incluso delgado, no quiere decir que estás sano. Aunque actualmente los medios y la sociedad hacen que quede claro que no existe eso de "demasiado flaca", no es tan así. Sin embargo, tener sobrepeso puede significar que estás enfermo también. Estar sano y delgado significa ser delgado, sin sobrepeso. No te mueras de hambre. Para estar sano y delgado, trata de seguir una dieta saludable y un estilo de vida orientado al ejercicio.

swim underwater image by Julia Britvich from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Paso 1

Realiza ejercicio cardiovascular al menos tres veces a la semana, por 45 a 60 minutos por vez. La cantidad y días exactos que hagas ejercicio dependerá de tus condiciones de salud y objetivos. Algunos ejemplos de ejercicios cardiovasculares incluyen natación, atletismo y ciclismo. Esto es saludable para tu corazón y además quema calorías para ayudarte a alcanzar tu objetivo.

Paso 2

Completa una rutina de entrenamiento para el cuerpo dos veces a la semana. Según la Clínica Mayo, los músculos queman más calorías que la grasa (ver Recursos). Así, los músculos contribuirán a tus esfuerzos por mantenerte saludable y delgado. Como un beneficio extra, el entrenamiento con pesas modela el cuerpo y aumenta la resistencia ósea.

Paso 3

Come una dieta saludable. Aunque estés haciendo una dieta para adelgazar, necesitarás nutrientes para mantenerte saludable. Según CNN, una dieta de este tipo incluye verduras, carne, lácteos, pan y grasas saludables (ver Referencia 2). Consume una dieta que incluya muchas verduras de hojas verdes y proteínas magras tales como el pollo.

Paso 4

Reduce el tamaño de las porciones. Esto es importante incluso si estás alimentándote con comida saludable. Si estás acostumbrado a comer un gran trozo de pollo u otra carne, trata de cortar esa porción a la mitad. Una buena porción de carne es tres a cuatro onzas. Agrega más ensalada o verduras para llenarte. Una opción para ensaladas incluye lechuga romana, pollo grillado y quizás algunas legumbres negras. Evita ensaladas cremosas y queso, ya que son relativamente altas en grasas y calorías y pueden hacer descarrilar tus esfuerzos.

Consejos y advertencias

  • Bebe al menos ocho vasos de agua por día.
  • Haz una consulta con un médico antes de comenzar un programa de pérdida de peso o ejercicio.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente