Cómo esterilizar el suelo para uso en interiores

Escrito por mario calhoun | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo esterilizar el suelo para uso en interiores
Esteriliza el suelo antes de usarlo en interiores para evitar que los patógenos se reproduzcan. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El suelo esterilizado es esencial para crecer plantas de interior, ya que el suelo al aire libre tiende a contener insectos y patógenos que inhiben el crecimiento interior saludable. Hay cuatro formas comunes para esterilizar el suelo y todas incluyen exponer el suelo a altos niveles de calor para matar las bacterias. Los cuatro métodos incluyen el horno, el microondas, la olla de presión y la esterilización por vapor. Una vez esterilizado, el suelo es seguro y está listo para su uso para las plantas de interior.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Horno
  • Fuente de vidrio para horno
  • Termómetro para carnes
  • Microondas
  • Contenedor plástico
  • Olla a presión
  • Papel de aluminio
  • Canasta vaporera
  • Olla grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Distribuye la tierra uniformemente en un molde para hornear de vidrio de no más de 4 pulgadas (10 cm) de profundidad, y cúbrelo con papel de aluminio. Coloca un termómetro para carnes en la tierra, y pon el horno a 180 grados Fahrenheit (83° C). Hornea la tierra durante 30 minutos, y no permitas que la temperatura supere los 200 grados Fahrenheit (85° C) ya que esto puede dar lugar a toxinas vegetales. Retira la bandeja para hornear del horno después de 30 minutos, y permite que la tierra se enfríe cubierta con el papel de aluminio en la bandeja.

  2. 2

    Coloca la tierra en un recipiente de plástico, y cúbrelo con una tapa de plástico. Haz un agujero en la tapa para permitir que el vapor escape. Cocina en el microondas durante 90 segundos por cada 2,2 libras (1,250 kg) de suelo.

  3. 3

    Agrega tres o cuatro tazas de agua en una olla a presión, y pon no más de 4 pulgadas (10 cm) de tierra en un molde sobre un estante de la olla a presión. Cubre la tierra con una hoja de papel de aluminio y coloca los estantes para crear circulación de vapor. Cierra la tapa de la olla a presión, y deja la válvula de vapor ligeramente abierta hasta que el vapor aparezca mientras está en uso. Una vez que aparece vapor, cierra la válvula de vapor y calienta durante 15 minutos con 10 libras (5 kg) de presión. Apaga la olla a presión, y espera a que los moldes se enfríen antes de quitarlos. Mantén el papel de aluminio en molde hasta que estés listo para usar la tierra.

  4. 4

    Vierte una pulgada de agua en una olla grande, y coloca una cesta de vapor llena de tierra en la olla. Cierra la tapa de la olla y pon el quemador de la estufa a fuego alto. Espera a que el agua hierva, y abre la tapa ligeramente para evitar la presión. Hierve el agua durante 30 minutos después de que el vapor aparezca y apaga el fuego. Permite que la cesta de vapor se enfríe, y retira la tierra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles