¡Consigue un estilo formal perfecto con la camisa de vestir para ti!

Escrito por georgann yara | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Cómo hallar la camisa formal que es perfecta para ti

¡Consigue un estilo formal perfecto con la camisa de vestir para ti!
Ya sea que usen una camisa de dos colores, blanca o azul, Apatow, Levine y Valentine lucen esbeltos en los Globos de Oro. (Michael Buckner/Getty Images Entertainment/Getty Images)

Como decimos en Gentlemen's Quarterly, "mantenlo simple", y la vestimenta formal es un ejemplo perfecto de esto. La ropa debe siempre acentuar al hombre y no dominarlo.

— Justin Doss, editor de moda de la revista "Gentlemen's Quarterly"

Los esmoquin, sacos formales, corbatas y pantalones llaman la atención cuando se trata de vestimenta formal, pero la camisa de vestir es lo que sella todo el estilo. Y si la camisa no es la adecuada para ti, el resto no importa. Es fácil sentirse intimidado por la enorme cantidad de opciones de camisas formales que hay actualmente. Pero no te preocupes, siguiendo unas simples guías puedes lograr un estilo impecable.

El talle es lo primero

¡Consigue un estilo formal perfecto con la camisa de vestir para ti!
Daniel Craig usando una camisa a medida en la premiere de "Quantum of Solace". (Brendon Thorne/Getty Images Entertainment/Getty Images)

Asegurarte de que tu camisa sea del talle adecuado es el paso más importante, y sin embargo a veces pasado por alto.

En una ocasión en la que quieres lucir como nunca, usar una camisa formal que luzca como si hubiera sido hecha para ti es la clave, incluso si significa solicitar la ayuda de un sastre, dice Emmi Sorokin, asesor de imagen masculina y fundador de la consultora "It's a Man's World" en Boston.

"Tiene que tener un buen calce en el torso. Muchas veces, los hombres compran ropa en la que pueden nadar, o tienen problemas para conseguir el largo de mangas adecuado, pero el torso no les queda bien", explica Sorokin en una entrevista.

Indispensablemente, quieres evitar el temido estilo "vientre abultado" que se ve en los bares y discos con demasiada frecuencia. Las modificaciones hechas por un profesional pueden hacer que la camisa que compraste en una liquidación luzca como si hubieras gastado exponencialmente más. "Hacerla ajustar no es muy caro, y vale cada centavo", dice Sorokin.

"No importa qué tanto o qué tan poco pagues por tu ropa, debe quedarte bien", dice Justin Doss, el editor de moda de la revista GQ en una entrevista. "Siempre fomentamos que los hombres hagan ajustar sus camisas si les quedan grandes en las mangas y en los costados. Nadie quiere bailar con el hombre de mangas de pirata".

Acortar las mangas o tomar la cintura de las camisas permite crear un estilo más apropiado para tu fìsico. A una chaqueta se le pueden perdonar muchas fallas, pero una camisa que es muy abultada en el cuerpo inflará lo que llevas arriba, lo cual no es lo indicado cuando tratas de vestirte para impresionar.

"Los hombres no quieren llevar la camisa al sastre porque piensan que sólo la usarán una o dos veces al año y no quieren gastar dinero de más", dice Sorokin. "Por el contrario, ésa es la ocasión en la que quieres lucir como nunca. No sabes a quién vas a conocer. No quieres lucir como un tonto. Quieres lucir como James Bond".

Telas naturales de calidad

Existen una gran cantidad de opciones pero trata de siempre adquirir fibras naturales como una apuesta segura, si lo que quieres es estar cómodo.

"Las telas de algodón como el piqué o el oxford son ideales para un atuendo formal", aconseja Doss.

En general, la apariencia fresca y limpia del algodón hace que un traje o un esmoquin luzca bien, dice Tess Loo, estilista jefe de Eco-Chic Consignments, una cadena de tiendas con sus cuarteles en Phoenix. "Una mezcla de algodón y poliéster no se arruga tanto, pero tiene una apariencia distinta. Existen por supuesto otras opciones naturales como lino, seda, yute, paño, cáñamo y bambú".

Una buena regla es tratar de no adquirir fibras sintéticas, dice Sorokin. "Compra una mezcla con la mínima cantidad posible de sintéticos. El poliéster no deja que la piel respire".

Busca una camisa con un acabado que prevenga las arrugas o manchas. Por ejemplo, una buena camisa de algodón con cobertura anti-arrugas es perfecta para el hombre que no quiere comprometerse a planchar antes del gran evento. También ayuda a minimizar los dobleces que pueden ocurrir luego de estar guardada por un tiempo, y las arrugas que se forman por debajo del saco.

Una camisa con un mayor número de hilos es una pieza de calidad que durará más y se destacará en tu ocasión especial.

"Una manera de saber si una camisa tiene un número alto de hilos es colocar tus dedos por debajo de la apertura, entre los botones", dice Sorokin. "No debes poder ver tus dedos".

Armando el atuendo

Cuando estés en duda, ve a las bases antes de llenarte de accesorios. Una camisa blanca con una chaqueta negra y una buena corbata es la combinación clásica.

"Existen muchas opciones formales en camisas en el mercado, pero en 'GQ' creemos que nunca estarás mal vestido con una buena camisa blanca de cuello medio", dice Doss. "Las corbatas siempre completan el atuendo, y deberías usar negro a menos que el evento requiera de otro color, como plateado o blanco. Pensamos que no hay nada más caballerezco que una corbata de moño, pero si no es de tu agrado, una corbata de seda puede funcionar bien".

Existen tres estilos básicos de cuellos que normalmente están a la vista en las camisas de vestir, desde el súper formal hasta el casual de negocios, dice Loo. El cuello ancho va bien con un traje o con un esmoquin y corbata, mientras que el cuello Oxford abotonado se lleva mejor bajo un blazer con pantalones caqui. El cuello más versátil es el cuello en punta, que puede usarse con o sin corbata.

Los eventos súper importantes en general requieren una camisa para gemelos. Los gemelos son un artefacto práctico diseñado para evitar que la tela se deshilache, y los que son simples son lo mejor para ocasiones formales.

"Las camisas con un solo gemelos son apropiadas tanto para un evento de corbata blanca como para el tradicional evento de corbata negra", dice Loo.

¿Quieres elevar el nivel de sofisticación? Prueba con cadenas para gemelos.

"Las cadenas para gemelos deben ser simples", dice Doss. "De formas cuadradas u ovales en color dorado o plateado, y estarás listo para el evento".

No hay problemas con la chaqueta

Si tu plan es deshacerte de la chaqueta la mayor parte de la noche, o quieres remarcar algo al no usar una, existen muchas opciones de camisas de vestir que pueden destacarse por sí mismas y mimetizarse en una multitud vestida con chaquetas negras durante la noche.

Una camisa de vestir debe asemejarse a una prenda hecha a medida y debe calzar bien en el cuerpo, a diferencia de las camisas casuales, que van por fuera del pantalón y se usan sin corbata para un estilo más informal, dice Loo. Todos los hombres deberían tener en su guardarropas al menos dos buenas camisas de vestir, una blanca y una azul, como básicos para la mayoría de los eventos formales y de negocios. "Me gusta el estilo de una camiseta blanca por debajo de algunas camisas también", añade Loo. "Esto otorga otra capa y en algunos casos hace que la camisa caiga mejor".

Invierte en una camisa que sepas que lucirá genial por sí misma, sugiere Sorokin. Evita los diseños extravagantes o cualquier cosa que parezca para ir a bailar. Inclínate por los cuellos metálicos en lugar de los plásticos, que pueden doblarse, deformarse o perder la línea, para asegurarte de que tu cuello se mantiene perfectamente en forma. Si estás usando un esmoquin, no uses faja, sino una corbata de seda en su lugar. De esta manera, cuando te quitas la chaqueta, no luces como un hombre usando medio esmoquin, sino como un hombre bien vestido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles