Cómo estimular las papilas gustativas

Escrito por beth wankel | Traducido por lucia leguizamon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo estimular las papilas gustativas
(Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Nuestro sentido del gusto es el resultado de una relación compleja entre nuestra lengua, nuestra nariz y nuestro cerebro. Las papilas gustativas en nuestras lenguas trabajan con nuestro sentido del olfato y mandan mensajes al cerebro respecto a determinados alimentos y sabores. Sin embargo, cuando envejecemos, nuestras papilas gustativas van perdiendo sensibilidad. Envejecer también causa que ciertos alimentos tengan un sabor diferente para nosotros, mientras que se hace difícil sentirles el sabor a algunos otros. Existen algunas maneras de mejorar tu sentido del gusto y de agudizar tu habilidad para distinguir sabores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Deja de fumar si eres un fumador. Se ha demostrado que fumar inhibe la habilidad de una persona para saborear los alimentos apropiadamente. Pero estos efectos pueden ser revertidos. Las papilas gustativas se regeneran cada 10 días. Como resultado, si dejas de fumar podrás mejorar tus habilidades para saborear en unas pocas semanas.

  2. 2

    Considera los tipos de medicación que estás usando. Algunos de los medicamentos que tomas pueden afectar tu sentido del gusto. Las drogas que se recetan comúnmente, como por ejemplo los antidepresivos, las estatinas y los medicamentos para la presión sanguínea pueden entorpecer a tus papilas gustativas. Consulta con tu doctor acerca de la seguridad de dejar ciertos medicamentos o cambia por alternativas.

  3. 3

    Presta atención a lo que estás comiendo. En general, cuando comemos nos distraemos. Las señales del cerebro trabajan muy de cerca con los nervios de nuestra nariz y nuestra boca para crear una experiencia gustativa completa. Si no estás verdaderamente consciente de lo que estás comiendo, el sabor se reduce. Mientras come, tómate tu tiempo para prestar atención a los alimentos que se encuentran en tu boca. También ayuda alternar diferentes comidas en cada bocado. Esto mantiene al paladar despierto y a los alimentos interesantes. También puede ser de ayuda mantener la comida en su estado real como mejor puedas. En otras palabras, la apariencia de la comida debería acercarse en la mayor medida posible a su estado natural o crudo. Por ejemplo, come zanahorias enteras, cocina un pescado entero o prepara una papa asada en vez de en puré.

  4. 4

    Mantén tu dieta variada. Comer las mismas comidas o comidas similares una y otra vez insensibilizan tus papilas gustativas de esos alimentos. Variar tu dieta, probar nuevas comidas o incluso dejar de comer algunas otras por un tiempo puede ayudar a que los sabores vuelvan. La gente en general necesitan incrementar su ingesta de sabores salados y dulces sólo porque están acostumbrados a comer alimentos con ese perfil de sabor. La gente que ha dejado de consumir alimentos dulces y salados por un tiempo encuentra que puede degustarlos mejor cuando vuelven a comerlos.

  5. 5

    Sé consciente de tu sentido del olfato. El gusto y el olfato trabajan al unísono en el proceso de degustación. Mantén los pasajes nasales abiertos sonando tu nariz, usando una solución salina o medicamentos como los antihistamínicos o los remedios para la gripe. También es de ayuda evitar una exposición prolongada a olores muy fuertes, incluso aquellos que son agradables. Ese tipo de exposición puede dañar los nervios en tu nariz y tendrá un impacto en tus habilidades para degustar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles