DESCUBRIR
×

Cómo estirar zapatos de tela

Actualizado 13 julio, 2018

Hay pocas cosas que arruinen un atuendo como cojear porque tus zapatos son demasiado ajustados. Si no te pudiste resistir en las últimas rebajas y compraste un par de zapatos demasiado pequeños, no te tortures llevándolos así. Todos los zapatos de tela acaban estirando, pero puedes conseguirlo en los tuyos durante la noche usando un principio muy conocido. Usa agua que se expande para estirar tus zapatos de tela (sin llegar a mojarlos).

Instrucciones

George Doyle/Stockbyte/Getty Images
  1. Llena dos bolsas con cremallera superior de agua hasta la mitad. Ciérralas por completo, con muy poco aire dentro. Seca la parte exterior con toallas de papel para quitar cualquier resto de humedad que haya caído en la superficie.

  2. Empuja las bolsas dentro de las punteras de los zapatos demasiado ajustados. Si los zapatos tienen una puntera abierta, empuja la bolsa a través de la abertura y déjala colgar ligeramente por el borde. Si los zapatos son cerrados, presiona la bolsa tan lejos como puedas.

  3. Pon los zapatos de pie en el congelador. Déjalos ahí durante 24 horas. El agua se expande cuando se convierte en hielo, de modo que las bolsas se expandirán dentro de los zapatos, estirando la tela.

  4. Quita los zapatos del congelador y saca las bolsas. Pruébatelos. Si encajan, sigue llevándolos. Si siguen siendo demasiado ajustados, repite el proceso con más agua.

Consejos

  • Este proceso estirará los zapatos de media a una talla.

Necesitarás

  • Bolsas con cremallera superior.
  • Toallas de papel.