Estrategia de precios competitivos

Escrito por sandra parker | Traducido por cesar moreno
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estrategia de precios competitivos
Estrategias de precios. (NA/Photos.com/Getty Images)

En pocas palabras, una estrategia competitiva de precios es una técnica que las organizaciones utilizan para atraer a los clientes y lograr que compren productos de ellos en lugar de la competencia. Hay muchos aspectos a tener en cuenta al fijar el precio de un producto. Una estrategia competitiva de precios tiene que tener en cuenta todas las variables controlables, así como las variables que no se pueden controlar, como la confianza de los consumidores. Una buena estrategia competitiva de precios anima a los clientes a preferir una tienda que a otra.

Otras personas están leyendo

Estrategias de precios altos

El producto en sí mismo es uno de los principales factores que la organización tiene en cuenta a la hora de determinar un precio para un artículo en particular. Si un producto es único y hay poca competencia, esto permite que el precio sea mayor a que si no hubiera competencia en el mercado. Además, un producto puede tener un precio más alto si la organización que vende ese artículo tiene una ventaja competitiva. Esto significa que, por motivos relacionados o no relacionados con el producto en sí mismo, si una empresa muestra una mayor tendencia a poder vender un artículo en particular, ésta puede optar por aumentar el precio. Esta estrategia se ve generalmente en zonas remotas donde la competencia es escasa.

Estrategia de precios competitivos
Precios. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Estrategias de precios bajos

Los precios se pueden bajar por una organización con el fin de obtener una mayor participación en el mercado de un producto en particular. Si un establecimiento es relativamente nuevo en el mercado o están ofreciendo un nuevo producto, pueden optar por vender más barato que la competencia en un esfuerzo por atraer a los consumidores. Establecer precios bajos también es una buena estrategia de precios, cuando es posible que la pérdida de beneficios en un producto en particular se pueda cubrir con ventas adicionales. La premisa básica detrás de esta estrategia es atraer a los clientes para ofrecer un producto de primera calidad a un precio reducido a la espera de la venta de otros productos a los mismos clientes. Esta estrategia se ve con frecuencia en el sector de restaurantes.

Estrategia de precios competitivos
Precios bajos. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Estrategias de manipulación del consumidor

Las estrategias de precios también tienen en cuenta el comportamiento del consumidor. Los profesionales del marketing han demostrado que los clientes son más propensos a comprar un producto si está en su línea de visión. También estarán más dispuestos a comprar si perciben que hacen un buen negocio. En lugar de fijar el precio de un artículo en US$1, este puede tener un precio de US$0,99, dando la impresión de que es un mejor precio. Los artículos pueden tener un precio de 3 por US$10 en vez de US$3,33 cada uno. La promoción BOGOF (compre uno y llévese otro gratis) es también una exitosa estrategia de precios. El valor de los precios también juega con el comportamiento del consumidor. Cuando un artículo se percibe con valor, es más probable que sea comprado por el consumidor.

Estrategia de precios competitivos
Consumidores. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles