Educación y ciencia

Estrategias para que una clase de tercer grado haga silencio

Escrito por fred decker | Traducido por maria eugenia gonzalez
Estrategias para que una clase de tercer grado haga silencio

Los alumnos de tercer grado pueden ser alegres y divertidos, pero su energía debe ser canalizada.

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Mantener una clase de niños de tercer grado en silencio y concentrados es un desafío. Qué grande es este desafío depende de la composición de tu clase. La mayoría de los chicos solo necesitan recordatorios periódicos para estar enfocados en sus tareas, pero casi todos los salones de clase tienen uno o dos que encuentran esto difícil. Tanto si tus estudiantes son fáciles o difíciles de controlar, ayuda conocer algunas estrategias probadas que otros docentes han ideado.

Otras personas están leyendo

Señales para "hacer silencio"

Establece una señal al comienzo del año escolar que signifique "dejen lo que están haciendo y préstenme atención". Una que muchos docentes han encontrado efectiva es levantar la mano. Enseña a los niños que cuando levantas tu mano y la mantienes en esa posición, deben sentarse, prestarte atención y levantar ambas manos. Cualquier estudiante que sea pillado en su propia línea de pensamiento rápidamente se hace evidente y puede ser identificado. Además, sus manos levantadas no pueden estar en otra cosa cuando pides atención.

Hazlo un juego

El placer por los juegos es el fundamento del comportamiento entre los niños de esta edad, por lo que puedes usarlo como una ventaja. Pedir silencio es una forma de opresión desde la perspectiva del niño, pero desafiarlos a permanecer en silencio por un tiempo establecido, con premios e incentivos para aquellos que lo hagan mejor, lo hace divertido. Ten un surtido de pequeñas recompensas en tu salón de clases, incluyendo pequeños juguetes, libros y actividades. Recompensa a los que han hecho más silencio con acceso periódico a estas recompensas mientras el resto de la clase sigue con su trabajo regular.

Reloj registrador

Consigue un cronómetro LCD con una gran pantalla, que los niños puedan ver desde sus bancos. Explícales que cuando pierden el tiempo que necesitas para enseñarles, lo recuperarás. Cuando veas que se ponen revoltosos, enciende ostentosamente el cronómetro. Cuando se tranquilicen de nuevo, anota el tiempo trascurrido en la pizarra. Resta ese tiempo de una actividad que ellos disfruten como la hora de descanso o de juegos. Puedes lograr el mismo efecto poniéndote de pie y señalando el reloj del salón en lugar de usar un cronómetro. Se exacta con los tiempos, de modo que sepan que estás hablando en serio.

Responsabilidad de equipo

Si tienes un grupo especialmente inquieto en tu clase, divídelos en cuatro a seis equipos. Asigna un nombre a cada uno y organízalos de modo que cada grupo contenga la misma cantidad de estudiantes "difíciles". Cuando pidas silencio, clasifica a cada grupo en el orden en que hicieron silencio. El tiempo oficial es cuando el último niño esté sentado y callado. Premia el mejor desempeño y ofrece una pequeña recompensa al final del día a los miembros de ese equipo. En la mayoría de los casos, la presión de los pares, el espíritu de equipo y la competitividad lograrán el resultado deseado.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media