Estrategias racionales y emocionales en el lenguaje persuasivo

Escrito por chuck robert | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estrategias racionales y emocionales en el lenguaje persuasivo
La gente confía en el lenguaje cotidiano para convencer a la gente de ideas. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Lenguaje persuasivo se refiere a las palabras y frases que convencen a la gente a tomar una acción particular. Las palabras contienen connotaciones que pueden desencadenar reacciones emocionales. Por ejemplo, alguien puede llamar a una idea "magnífica" o decir que un experto es "digno de confianza". Cosas negativas pueden ser llamadas "nocivo" o "antipatriotas". En lugar de utilizar argumentos racionales, el persuasor se basa en las emociones que el oyente siente cuando escucha estas palabras en particular y espera que estas emociones conduzcan al oyente a una conclusión particular. Otro enfoque consiste en utilizar un lenguaje persuasivo racional, que exige que las palabras que se usan tengan un respaldo.

Otras personas están leyendo

Apoyo racional

Apoyo racional para un argumento puede venir en forma de una premisa lógica o de la evidencia. Por ejemplo, si alguien dice que una determinada inversión es rentable, esta persona puede señalar cómo los inversores ganaron más dinero en esta inversión que en otras. Una persona también puede señalar que una batería en particular es "inferior" al probar la batería no dura tanto tiempo como otras.

Adverbio de suposición

Una estrategia emocional en lenguaje persuasivo es incluir un adverbio de suposición al principio de una frase, como "claramente" y "sin lugar a dudas." Por ejemplo, "Claramente, un estudiante no entra en una buena universidad sin un alto promedio." Estos adverbios implican que sólo un necio no estaría de acuerdo, haciendo que otras personas se pongan de acuerdo para evitar parecer tontos.

Lenguaje experimental

Otra estrategia consiste en el lenguaje experimental, cuando la persona que explica cómo las cosas lo afectaron personalmente. Con este método, la gente describe sus sentimientos de ira, tristeza o felicidad. Estas emociones se conectan a experiencias específicas. La persona exponiendo el argumento debe explicar la relación causa-efecto. Los oyentes pueden experimentar empatía por esa persona, haciendo que experimenten una reacción emocional que puede cambiar su opinión acerca de un tema en particular.

Intensificadores

La gente puede utilizar intensificadores para hacer que algo suene más emocionante. Intensificadores son adverbios que aumentan la intensidad de una idea particular. Por ejemplo, la gente puede decir: "Esto es muy, muy útil." Adicionar de más de un "muy" aumenta la intensidad de la palabra "útil". Las personas también pueden hacer que algo suene menos emocionante diciendo "esto es algo útil", restando importancia a la utilidad. Estos adverbios pueden manejar los sentimientos del oyente sobre el concepto.

Palabras poderosas

Las palabras de poder son palabras que tienen una gran emoción unida a ellos. Algunas palabras reflejan las creencias y valores, como "libertad". Del mismo modo, algunas palabras repelen a las personas. Por ejemplo, si un orador quiere atacar a la política del gobierno, puede llamarla "fascista", ya que el término tiene una connotación negativa. Algunas palabras prometen satisfacer una necesidad. Por ejemplo, decir que el instructivo de un eBook es "fácil" responde a la necesidad que la gente tiene que cumplir con los objetivos con poca dificultad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles