DESCUBRIR
×

Estrategias para tratar con niños difíciles

Actualizado 17 abril, 2017

Tratar con niños puede ser, a veces, difícil, sin importar su edad. Ya sea que los niños estén experimentando lo que comúnmente se conoce como los "terribles dos" o los "tremendos tres", o que estén pasando por la angustia emocional de la adolescencia, la mayoría de los padres experimentan períodos de incertidumbre y dificultad a veces durante los años de la formación de los niños. Aprender una variedad de estrategias para lidiar con niños difíciles, enojados, agresivos o malos es una forma efectiva de ofrecer un apoyo sólido y cariñoso a los niños.

angry little girl image by Daria Miroshnikova from Fotolia.com

Planifica de antemano

La psicóloga de niños, Karin Suesser, sugiere que aunque es imposible anticipar cómo puede reaccionar el niño o adolescente a cualquier situación dada, a menudo es recomendables para los padres y cuidadores de niños determinar de antemano los mejores métodos para tratar con una variedad de emociones o escenarios. Por ejemplo, Suesser sugiere usar reglas que sean constantes e iguales para todos los niños de la familia. Sé coherente con respecto al momento de ir a dormir, al toque de queda y a las consecuencias de la desobediencia.

Sé positivo

Suesser sugiere que en lugar de decirle continuamente a los niños o adolescentes lo que están haciendo mal o de preguntarles por qué no te escuchan, uses observaciones positivas y alentadoras para provocar la conducta que estás buscando. Por ejemplo, ofrece formas para evitar malas conductas. Ofrece papel y crayones para un niño que esté garabateando la pared, o muéstrale a un niño cómo pisar malas hierbas en lugar de las flores de tu jardín.

Establece límites

El psicólogo clínico, escritor de "PsychPage", Richard Niolon sugiere que le enseñes a los niños de todas las edades los límites de lo que es una conducta aceptable y una inaceptable, especialmente a los niños enojados. Su principal foco está en decirles a los niños lo que deberían hacer en lugar de lo que no deben hacer. Por ejemplo, reconocer la buena conducta y acciones y da lo mejor de ti para ignorar las conductas menos deseadas siempre que no lastimen a nadie, como que estén tirando de tu brazo mientras estés hablando por teléfono. Si los niños se quejan o gritan, suavemente di "No" o "Voy a hablar contigo en un minuto".

Ofréceles actividad física

Niolon sugiere que alientes al niño o adolescente a que haga actividades físicas que podrían hacer difuso su enojo, frustración o aburrimiento. Alienta a los niños a que expresen tal enojo en formas que no dañen tu propiedad o a alguna persona. Deja que golpeen sus almohadones, pateen una lata de plástico u otra actividad similar. Cuando se hayan calmado un poco, dales un abrazo, hazles saber que estás ahí para ellos, y que incluso los padres y adultos también se enojan en un momento. Está bien enojarse pero no herir a otros o agredir por eso.