Estrés y dolor en el pecho

Escrito por barb nefer | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estrés y dolor en el pecho
El estrés puede tener efectos físicos como el dolor en el pecho. (human anatomy showing the skeleton from the back image by patrimonio designs from Fotolia.com)

El dolor torácico es alarmante porque puede significar un ataque al corazón o un problema físico. Afortunadamente, no siempre significa una condición médica grave. Sólo puedes estar bajo demasiado estrés emocional y tener manifestaciones físicas. Muchas veces, el dolor se va a aliviar cuando trates la causa emocional subyacente.

Otras personas están leyendo

Causa

El dolor en el pecho tiene causas físicas como la angina de pecho y otros problemas del corazón o enfermedades, pero la enfermera sueca e investigadora Annika Janson Fagring afirma en el sitio web Science Daily que hay varias causas emocionales. Explica; "Las molestias torácicas de una persona sana pueden ser desencadenadas por estrés". Ella encontró que puede surgir de otros temas relacionados con el estrés emocional como la ansiedad y la depresión. Los hombres eran más propensos a tener dolor en el pecho directamente ligado al estrés laboral, mientras que la ansiedad y la depresión son las causas más comunes para las mujeres.

Efectos

El estrés y la ansiedad tienen otros efectos físicos más allá del dolor en el pecho. Pueden causar falta de aliento, mareos, tensión muscular, ritmo cardíaco rápido y problemas de estómago, de acuerdo con la Guía de Recursos de Ayuda de la salud mental. Algunos de estos síntomas también están relacionados con problemas del corazón, por lo que un médico puede tener que evaluar la situación. La guía advierte también que el estrés crónico puede conducir eventualmente a un ataque al corazón u otros problemas graves como la hipertensión o los accidentes cerebrovasculares.

Alternativas

La Clínica Mayo cita muchas causas físicas que no son los problemas de estrés o de corazón que pueden estar detrás de dolor en el pecho. Estos incluyen temas de acidez estomacal, reflujo gastroesofágico, hernias, vesícula biliar o del páncreas, lesiones musculares o costales, embolias y otros problemas pulmonares. Puede ser difícil distinguir el dolor provocado emocionalmente de entre estas condiciones. Ten en cuenta tus factores de riesgo y otros síntomas físicos que estés experimentando que podrían significar una enfermedad o lesión. Habla con tu médico si hay alguna posibilidad de una causa física. De lo contrario, tu condición podría continuar empeorando durante muchas semanas o meses.

Prevención/Solución

Tu dolor debe detenerse cuando trates tu tensión emocional. Help Guide recomienda bajar tus horarios domésticos y de trabajo hasta un nivel manejable, dando prioridad a los momentos para ti y dejando a un lado el tiempo para la relajación. Las actividades de reducción del estrés pueden incluir meditación, el yoga u otros ejercicios, socializar con amigos y compañeros de trabajo y programar tiempo de esparcimiento. La guía también aconseja estar consciente de los pensamientos negativos y cambiarlos conscientemente.

Advertencia

Puedes no ser capaz de manejar el estrés emocional por tu cuenta. Te hará daño físico si continúa en el largo plazo. Help Guide advierte que puede impedir la inmunidad, interferir con el sueño, causar dolor generalizado y problemas de la piel como el eccema y, finalmente, condurirte a la depresión. Habla con un consejero profesional o médico si tus esfuerzos de autoayuda no funcionan. Es posible que necesites asesoramiento o medicamentos contra la ansiedad para mantener tu estrés bajo control adecuado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles