La estructura corporal de los lobos

Escrito por chuck robert | Traducido por laura lara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La estructura corporal de los lobos
Los lobos dependen de la fuerza de su estructura corporal para sobrevivir. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los lobos son los más grandes cánidos, una familia de mamíferos que incluye a los perros, zorros y chacales. Los lobos tienen cuerpos densos y musculosos. Estos expertos depredadores corren rápido y tienen intensificados los sentidos, lo que les permite encontrar, perseguir y matar presas con sus poderosas mandíbulas. Su estructura corporal también juega un papel en la manada, ya que les ayuda a establecer el dominio.

Otras personas están leyendo

Pelaje

La mayoría de los lobos tienen pelaje gris, aunque algunos lo tienen blanco o negro. Su pelaje es áspero, largo y denso con una primera capa mullida de pelos grises, negros o blancos. La piel del animal es gruesa para mantener al lobo caliente durante el invierno. Los lobos mudan de pelo de forma anual en primavera. El pelo en cuello y hombros se levanta cuando el lobo se siente agresivo. Conforme los lobos envejecen, su piel se hace más ligera. Tienen colas espesas y tupidas.

Movimiento

Las patas de los lobos están diseñadas para correr, y para perseguir y cansar a presas grandes. Su pecho y sus caderas son estrechos. Los lobos tienen dedos que se mueven individualmente. Sus dedos tienen almohadillas plantares fuertes para protegerlos mientras corren. Sus garras son contundentes y no retráctiles. En contraste, las garras de los gatos son retráctiles. Las patas traseras de los lobos tienen cuatro dedos y las patas delanteras, cinco. El quinto dedo de las patas delanteras, llamado vestigial, no toca el piso. Algunos lobos no tienen este dedo.

Huesos

Como los lobos necesitan derribar grandes presas, a menudo sus huesos son sometidos a grandes presiones. Por consiguiente, los lobos tienen huesos fuertes. Su estructura ósea hace sus cuerpos aerodinámicos, incluyendo las clavículas y los huesos de la muñeca. Las extremidades anteriores de los lobos no giran, lo que les da más estabilidad para correr. El cráneo es largo y estrecho, lo que le permite al lobo aferrarse a sus presas. Los lobos tienen cerebros grandes que les ayudan a participar en actividades sociales, por lo que tienen grandes cráneos.

Olor

Los lobos tienen glándulas odoríferas cerca del costado de la cola más cerca del lomo. Esta glándula se localiza donde hay una mancha en el pelaje. Tienen glándulas odoríferas cerca de las glándulas anales, que liberan un olor que se usa para identificar al lobo. Los lobos levantan la cola cuando están en posición dominante para que otros lobos conozcan su rango. Los lobos bajarán su cola cuando estén en posición sumisa. Los lobos tienen glándulas odoríferas cerca del techo de la boca y entre los dedos. Tienen 10 veces la habilidad de los perros para detectar un olor y 100 veces la de la gente. Los lobos tienen un hocico corto, contundente y amplio. Usan sus narices humedecidas para enfriar la sangre que circula a través del hocico, lo que les ayuda a evitar el sobrecalentamiento.

Ojos

Por lo general, los lobos tienen ojos amarillos, aunque algunos tienen ojos marrones. Los lobeznos tienen ojos azul profundo que se aclaran poco a poco, y ese color se desvanece a medida que envejecen. Los lobos pura sangre no tienen ojos azules cuando son adultos, pero algunos lobos híbridos sí. Son miopes. Sus ojos detectan en forma efectiva los movimientos y tienen una fuerte visión periférica. Tienen mejor visión nocturna que la gente. Son parcialmente daltónicos. Tienen un tercer párpado que se extiende a través del ojo y que libera aceite para lubricarlo.

Boca

Los lobos tienen fuertes mandíbulas que les permiten morder con el doble de presión que los pastores alemanes. Sus lenguas tienen proyecciones llamadas papilas que les ayudan a acicalarse y rasgar la carne de los huesos.

Orejas

Las orejas de los lobos son pequeñas y redondeadas. Los lobos pueden mover las orejas en diferentes direcciones, lo que les permite escuchar con más eficacia. También usan el movimiento de las orejas para comunicarse con otros lobos. Su audición es 16 veces más sensible que la del oído humano.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles