Estructura de los huesos humanos

Escrito por denise m. covert, r.n. | Traducido por melisa lazarte
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estructura de los huesos humanos
Los huesos es la estructura que sostiene nuestros órganos. (Sphenoid bone, upper surface. Gray's Anatomy (public domain))

Los huesos humanos son tejidos vivos que se nutren mediante los vasos sanguíneos, se encuentran en crecimiento constante y se reparan por sí solos. Protegen y sirven de soporte al cuerpo, proporcionan palanca para que los músculos se estiren, mantienen el balance químico en la sangre y producen glóbulos a través de la médula ósea.

Otras personas están leyendo

Formas

Existen cinco formas de huesos. Los huesos planos incluyen el omóplato (escápula), el esternón y los huesos exteriores del cráneo. Los huesos largos son más largos que anchos, e incluyen el fémur (muslo), el húmero (brazo) y las falanges y los huesos de los dedos (aunque son cortos en lo que respecta a tamaño, estos se consideran huesos largos). Los huesos cortos son casi iguales en lo que respecta a su longitud y ancho. Estos son los carpianos (huesos de la muñeca) y los tarso (hueso del tobillo). Los huesos sesamoideos se unen para formar cartílagos y con frecuencia pueden formarse en la base de los dedos. La rótula o menisco, es un ejemplo de hueso sesamoideo. Finalmente, los huesos de formas detalladas se llaman huesos irregulares. Estos incluyen las vértebras y algunos huesos del cráneo, tales como el esfenoidal.

Crecimiento del hueso

Los huesos crecen durante la infancia en la placa epificiaria, la cual se encuentra en el extremo de los huesos largos. Durante la edad adulta, el cartílago se disuelve en esta placa y muestra una línea epificiaria borrosa. Aquí, el crecimiento determina la estatura de una persona, el enanismo acondroplasio se da cuando los huesos largos de las extremidades dejan de crecer durante la infancia. Aquellas personas que padecen de esta afección poseen una cabeza y tronco dorsal adecuado, pero los brazos, piernas y dedos están atrofiados.

Fracturas

Una fractura es un hueso roto. Las fracturas pueden ser cerradas (la piel no se rompe) o abiertas (la piel se rompe y los huesos salen hacia afuera). Algunos tipos especiales de fracturas de huesos son las espirales (causadas al doblar el brazo), de Colles (muñeca rota) o de Pott (tobillo roto).

Médula ósea

Los huesos contienen médulas amarillas y rojas. Las médulas óseas rojas producen glóbulos rojos. En adultos, la mayoría de las médulas óseas cambian a amarilla, debido a que contienen grasas, como el centro de un hueso de jamón. La médula ósea roja en adultos generalmente se encuentra en el tronco del cuerpo: los huesos del cráneo, las costillas, las vértebras y las caderas. Por lo tanto, si es necesario extraer la médula ósea para un trasplante, esto generalmente se hace desde la cadera, el cual es el lugar más accesible.

Datos curiosos

Una cadera rota no involucra el hueso de la cadera; es en realidad una ruptura cerca del cuello quirúrgico del fémur (hueso del muslo).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles