La estructura de la membrana celular

Escrito por wanda thibodeaux | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La estructura de la membrana celular
Los glóbulos rojos tienen importantes funciones en el organismo. (Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Los glóbulos rojos, conocidos también como eritrocitos, son importantes para todas las demás células en el cuerpo humano debido a que transportan el oxígeno. Su función es apoyada por su estructura. La membrana de los glóbulos rojos es de particular interés, ya que da estabilidad celular y permite el intercambio de fluidos y de nutrientes.

Otras personas están leyendo

Lípidos

La mayor parte de la membrana celular se compone de lípidos. De hecho, hay dos capas de lípidos en la membrana. Una contiene lípidos cargados, mientras que la otra contiene lípidos no cargados. La capa externa de la membrana (aproximadamente el 55% del total) se compone de lípidos no cargados. Los lípidos cargados constituyen la capa interna, que es aproximadamente del 42% de la totalidad. Entre este lípido de doble capa, hay una capa delgada de colesterol. Toda esta estructura puede imaginarse como un emparedado.

Proteínas

Las proteínas son responsables de dar gran parte de la forma de la membrana. Las proteínas integrales se encuentran dentro de la propia membrana. Las proteínas periféricas se asientan en la parte superior de la membrana para formar el "esqueleto" de la célula. Las proteínas integrales conectan las proteínas periféricas con la membrana, mientras que las proteínas periféricas son responsables de la elasticidad y la estabilidad de la membrana celular.

Forma

Si se examina el nivel molecular, las membranas de los glóbulos rojos aparecen de manera hexagonal, formadas por 6 moléculas de espectrina. Las moléculas de espectrina dan una forma bicóncava a todo el exterior (la célula es más delgada en el centro). Por eso se dice que las células rojas de la sangre a veces se asemejan a una rosquilla. La forma bicóncava en realidad tiene ventajas para la célula, ya que crea un área mayor de superficie y de volumen.

Con un área mayor de superficie y de volumen, la célula puede llevar más oxígeno e intercambiar más líquidos. Ocasionalmente, el cuerpo produce células rojas en la sangre que no tienen la forma correcta. Un ejemplo de esto es una enfermedad llamada anemia de las células falciformes.

Poros

Los poros en la membrana celular permiten la transferencia de agua y de otras sustancias dentro y fuera de la célula. En un proceso conocido como ósmosis, donde hay una alta concentración de moléculas de agua, las moléculas cruzarán una membrana a un área de baja concentración de agua de la molécula.

Los glóbulos rojos utilizan la ósmosis para enviar agua dentro y fuera de la célula a través de los poros. De esta manera, la célula es capaz de mantener un equilibrio entre el interior de la célula y el ambiente exterior.

Estabilidad

Los glóbulos rojos son muy flexibles debido a la capacidad de las moléculas de espectrina en la membrana para cambiar la formación bajo presión. Esto permite que la célula pueda ser extremadamente estable aún si se empuja a través de los vasos sanguíneos. Por supuesto, las membranas de las células no son indestructibles debido a su estructura: con demasiada presión, los enlaces de la molécula hexagonal de espectrina se convertirán en malformaciones irreparables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles