La estructura de los pulmones

Escrito por vee enne | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La estructura de los pulmones
La estructura de los pulmones. (Medioimages/Photodisc/Digital Vision/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Funcionamiento

Los pulmones son una parte del sistema respiratorio, y ayudan a que el cuerpo inhale oxígeno y exhale dióxido de carbono. Cada vez que una persona respira, sus pulmones se llenan de aire y ayudan a llevar el oxígeno al torrente sanguíneo. La composición de los pulmones incluyen compartimentos llamados lóbulos, los cuales almacenan a los componentes más pequeños de estos órganos. Los pulmones trabajan con otras partes del sistema respiratorio para maximizar la inhalación.

Formación y proceso

Según el Centro Médico de la Universidad de Ohio, los pulmones son 90% aire y 10% tejido. Los pulmones se dividen en lóbulos; el derecho contiene tres lóbulos, mientras que el izquierdo solo tiene dos. Con el propósito de crear espacio para el corazón, el pulmón izquierdo es relativamente más pequeño que el derecho. El proceso de respiración comienza con las vías respiratorias. Una vez que la respiración entra al cuerpo a través de la nariz y la boca, el aire pasa a través de la tráquea, y entra a los bronquios. Los bronquios son dos tubos que trasladan el aire hacia los pulmones. El bronquio más grande se divide en ramas más pequeñas, denominadas bronquiolos. En la punta de dichos bronquiolos hay sacos de aire pequeños llamados alvéolos, los cuales absorben el oxígeno del aire. Los pulmones están protegidos por un sistema acolchonado de fluido llamado "pleura", el cual ayuda a mantener los pulmones separados de la cavidad torácica.

Músculos

El diafragma es un músculo ubicado justo debajo de los pulmones. Al inhalar, el diafragma se contrae y permite que la cavidad torácica se expanda mientras los pulmones se llenan de aire. Los músculos ubicados entre las costillas, llamados músculos intercostales, trabajan sincronizadamente con el diafragma empujando la caja torácica hacia afuera para que los pulmones puedan llenarse de aire. Los músculos abdominales también pueden asistir a la función de los pulmones: cuando una persona respira rápidamente durante una actividad física, los músculos abdominales son empujados hacia el diafragma para aumentar la velocidad de exhalación. Además, si uno de los pulmones estuviera lastimado o sufriera una enfermedad que imposibilite que otros músculos del sistema respiratorio funcionen, dependerá de los músculos del cuello y de la clavícula.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles