Cómo hacer que un estudiante rebelde trabaje

Escrito por elise vogler | Traducido por carolina dellagiovanna
Cómo hacer que un estudiante rebelde trabaje

Los estudiantes rebeldes a veces interrumpen la clase, pero a veces permanecen en silencio.

Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Los estudiantes rebeldes representan un desafío para los maestros. Indicios de rebeldía pueden implicar responder de mala manera, crisis histéricas, falta de autocontrol y faltas de respeto o risas inapropiadas. Un estudiante rebelde puede exhibir signos de estar apartado del ambiente de clase; en estos casos, el estudiante no se manifestará, pero tampoco seguirá órdenes. Puede que se siente frente a su libro cerrado durante una tarea de lectura, o incluso que apoye la cabeza sobre el escritorio. Los maestros aprenden una serie de estrategias para tratar con estudiantes rebeldes en la mayoría de los programas de preparación profesional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Teléfono en el salón de clases
  • Pizarra para tizas (opcional)
  • Tiza (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Responde con voz calma y amable, sin importar lo que el estudiante diga. Recuerda que eres un profesional y mantén una conducta respetuosa, aun si el joven grita o blasfema. Algunos estudiantes actúan así para provocar respuestas negativas, de modo que darle lo que espera puede aumentar las probabilidades de que vuelva a actuar así en el futuro.

  2. 2

    Reconoce el problema de comportamiento, pero indica la tarea corriente al estudiante. Los maestros pueden hacer esto de forma tranquila, como diciendo "Veo que estás molesto y me gustaría que lo charláramos más tarde para que puedas resolver los problemas que te aquejan. Ahora, sin embargo, necesito que abras el libro en la página 42 para que toda la clase pueda concentrarse en el mapa del Frente del oeste". Los maestros que abordan así el problema deberán asegurarse de reunirse con el alumno más tarde como lo han prometido.

  3. 3

    Lleva al alumno al corredor para tener una breve conversación acerca del problema. Los maestros deberían hacer esto si la rebeldía continúa, especialmente si el estudiante parece estar actuando así para atraer la atención de sus compañeros. Una vez privado de su audiencia, es posible que el alumno se calme.

  4. 4

    Sigue tu secuencia regular de disciplina. Si un pedido amable y una conversación privada no resuelven el problema, comienza a aplicar los castigos usuales para estudiantes que están ajenos a las tareas. Esto puede involucrar una advertencia formal y una serie de marcas en la pizarra, si el alumno continúa desafiante. Dale al alumno cinco minutos entre cada paso para considerar su comportamiento.

  5. 5

    Envía al estudiante a la oficina. Los maestros deberían hacer esto cuando el alumno haya alcanzado el paso de "destitución" de la secuencia general de conducta del salón. Este paso le permitirá una oportunidad de calmarse en un ambiente neutral, y quitará las interrupciones para que otros alumnos puedan concentrarse en las tareas.

  6. 6

    Llena las referencias de disciplina en el próximo momento en que puedas. Se específico acerca del comportamiento del alumno, pero evita el lenguaje emocional. Haz un seguimiento con el administrador a cargo de la disciplina para ver qué consecuencias recibió el alumno. Si el comportamiento del mismo fue particularmente ofensivo, puede que quieras pedir una cita con sus padres antes de que vuelva a ser admitido en tu clase.

  7. 7

    Examina las rutinas e instrucciones de tu salón para identificar cualquier problema que pueda haber causado que el alumno se sintiera no deseado o incapaz de hacer el trabajo. Ajusta tus procedimientos de acuerdo a ello. Los estudiantes son menos propensos a la rebeldía cuando se sienten bienvenidos en un salón de clases que provee un trabajo comprometedor y con el nivel de dificultad apropiado.

Consejos y advertencias

  • Establece una secuencia de disciplina regular al comienzo de cada año. Asegúrate de que sea compatible con los estándares del colegio, para reforzar la disciplina. Comparte esta secuencia con todos los estudiantes para que sepan qué esperar.
  • Se consistente cuando trates con alumnos desafiantes. Si se perciben injusticias o favoritismos será más difícil resolver problemas futuros.
  • Llama a la oficina para informar cuando un alumno haya sido enviado hacia allí. Esto ayudará a proteger tus intereses en caso de que el estudiante abandone el campus o desaparezca.
  • Refiere a los estudiantes que suelen ser rebeldes al Equipo de estudios de la escuela para que sean evaluados. Puede que tengan un problema físico o psicológico subyacente que resolver.
  • No lleves al estudiante al corredor para tener una conversación privada si este ha hecho gestos amenazadores o recurrido a la violencia física en el pasado. Tu propia seguridad es primordial.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media