Cómo estudiar y retener lo que has aprendido

Escrito por saoirse scully | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo estudiar y retener lo que has aprendido
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Estudiar y retener la información y el conocimiento puede ser una tarea desalentadora para muchos estudiantes. Algunos parecen absorber todo lo que escuchan o leen, y son capaces de recordarlo con facilidad. Sin embargo, a la mayoría se le dificulta estudiar y retener la información. De lo que muchos no se dan cuenta es que estudiar no es un talento inherente, sino un conjunto de técnicas que se pueden aprender y mejorar. El primer paso es el aprendizaje e implementación de las técnicas, y el segundo es mantener la disciplina para continuar un día tras día.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Crea un espacio de estudio. Definir un espacio de estudio específico en el que no haya distracciones - como teléfonos móviles, televisores e interrupciones familiares - se logra con dos cosas: primero, le dice a tu mente que estás preparado para concentrarte; y segundo, corta tu tiempo de estudio actual a la mitad. ¿Porqué? Por que tu mente retiene de forma más efectiva cuando estás concentrado, que cuando no lo estás y sufres de interrupciones.

  2. 2

    Toma notas efectivas tanto en clase como cuando lees tu texto. Anota los conceptos clave en viñetas. Si tienes una pregunta, anótala. Después de clase y de cada sesión de lectura, haz un resumen de lo que aprendiste y continúa preguntando. Revisa todos tus resúmenes semanalmente.

  3. 3

    Lleva a cabo técnicas de memorización. Dos técnicas simples son la nemotécnica y la visualización de diario. La nemotécnica utiliza acrónimos o frases tontas como la clave para retener datos importantes. Por ejemplo, muchas personas recuerdan las líneas de la G-clef (clave de sol) recordando esta oración simple: "Estas Geniales Bandas De Famosos". Las líneas en la G-clef (clave de sol) son E, G, B, D y F. Inventa tus propias pistas de ayuda para recordar la información clave. Otra técnica efectiva de memorización implica la visualización de diario. Con este método imaginas un lugar familiar, como tu casa o colegio y asigna artículos en el diario a los datos que necesites recordar. Por ejemplo, si quieres recordar los siete colores del arco iris (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta), comenzarías utilizando como ayuda visual un lugar como tu cuarto. Imagina que sobre el sofá hay una inmensa almohada amarilla, en la mesa de centro hay una taza de café rojo de tamaño barril, en el suelo una alfombra de piel de oso naranja. Practica un diario visual alrededor de tu cuarto notando los artículos clave en el cuarto. Recuerda que cuanto más escandalosas sean las imágenes, más fácil serán de retener y ten en cuenta que el placer aumenta la retención de memoria.

  4. 4

    Duerme lo suficiente. Los datos memorizados se arraigan de forma más sólida en la mente cuando van unidos a un descanso adecuado. En un estudio reciente llevado a cabo por Jeffrey Ellenbogen del Colegio Médico de Harvard, los estudiantes con un sueño adecuado recuerdan la información con el doble de precisión que los que tienen falta de sueño.

Consejos y advertencias

  • Utiliza bolígrafos y lápices de colores para tomar notas. Revísalas con el paso del tiempo para eliminar la necesidad de estudiar a última hora para los exámenes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles