Cómo hacer una estufa de alcohol con una lata de refresco

Escrito por emilia lamberto | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una estufa de alcohol con una lata de refresco
Puedes fabricar una estufa para campamento con una lata de refresco. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las estufas de alcohol hechas en casa con latas de refresco son pequeñas, fáciles de fabricar, simples de usar y pueden aportarte comida y agua potable en situaciones adversas, como cortes de electricidad o viajes de campamento. La estufa puede hervir agua y calentar alimentos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gafas de seguridad
  • Guantes de trabajo
  • 2 latas de refresco de 12 onzas (350 ml)
  • Alfiler
  • Martillo
  • Cuchillo afilado
  • Papel de lija
  • Alcohol desnaturalizado
  • Recipiente hermético
  • Tornillo de 1 pulgada (2,5 cm)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Colócate las gafas de seguridad y los guantes para evitar lesiones. Trabajarás con combustible y bordes afilados.

  2. 2

    Dibuja una línea de puntos alrededor del fondo de una de las latas de soda. La línea debe estar a unas 1,5 pulgadas (3,75 cm) del fondo de la lata y debe ser recta en todo su contorno. Corta por la línea punteada con un cuchillo afilado. Si el corte está astillado, puedes suavizarlo con papel de lija.

  3. 3

    Quita la pestaña de la parte superior de la otra lata. Coloca la lata boca abajo sobre una superficie dura y plana. Dibuja 24 puntos debajo del borde inferior de la lata. Los puntos deben estar uniformemente espaciados.

  4. 4

    Atraviesa un alfiler en cada uno de los puntos que dibujaste en la segunda lata. Los orificios deben ser tan pequeños como sea posible. Mantén los agujeros uniformes en tamaño y forma, en la medida de lo posible.

  5. 5

    Haz un orificio del tamaño de un tornillo en el centro del fondo de la segunda lata. Asegúrate de que el tornillo quepa apretadamente en el orificio. Esta será la tapa.

  6. 6

    Corta la segunda lata a aproximadamente una pulgada (2,5 cm) del fondo con un cuchillo afilado. Lija cualquier borde filoso con papel de lija. Corta ranuras verticales de 1/2 pulgada (1,25 cm) en el fondo de la lata, con las ranuras uniformemente espaciadas. Estas ranuras harán que la tapa de la estufa encaje con la base.

  7. 7

    Llena la base (la primera lata) hasta una pulgada (2,5 cm) de la parte superior con arena. La arena se empapará con el alcohol que usarás como combustible.

  8. 8

    Coloca la segunda lata por encima de la base. Empuja hacia abajo hasta que ambas piezas ajusten bien.

  9. 9

    Quita el tornillo de la parte superior de la tapa. Coloca la estufa sobre una superficie seca, como un plato playo. Añade el combustible de alcohol desnaturalizado por el orificio. Viértelo lentamente y llena solo 1/4 de la estufa. Vuelve a colocar el tornillo en el orificio.

  10. 10

    Vierte una pequeña cantidad de alcohol desnaturalizado en el medio de la lata para encender la estufa. Enciende el alcohol con un encendedor. Hazlo sobre el borde de la lata. Coloca tus ollas sobre un pie por encima de la estufa para poder cocinar. La mayoría de las estufas durarán 15 minutos hasta que el combustible se agote, pero esto depende del clima y de la cantidad de alcohol utilizado.

  11. 11

    Lleva alcohol desnaturalizado adicional en un recipiente hermético. Asegúrate de marcar el recipiente para no confundirlo con agua.

Consejos y advertencias

  • La llama debe ser azul. Si la llama es amarilla, los orificios alrededor del borde de la lata son muy grandes.
  • Durante un viaje o excursión al bosque, esta estufa se puede usar regularmente para cocinar, ya que no ocupa espacio y es fácil de fabricar y utilizar.
  • No viertas ningún otro tipo de combustible en la estufa de latas de refresco que no sea alcohol desnaturalizado, ya que ésta podría explotar. No uses alcohol medicinal ya que rebasará la estufa.
  • Las llamas de alcohol pueden ser tóxicas. Manipula con cuidado y no inhales los humos de la estufa.
  • Sé cuidadoso al trabajar con fuego y combustible ya que las quemaduras pueden causar lesiones o la muerte.
  • No coloques tu mano muy cerca del calor al encender o cocinar sobre la estufa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles