Estufas caseras de supervivencia

Escrito por skip davis | Traducido por david luchini
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Estufas caseras de supervivencia
Hay varios tipos de estufas que te pueden servir para cocinar y calentarte en una excursión. (camp fire image by Alexey Duel from Fotolia.com)

Saber cómo hacer una estufa podría hacer la diferencia si tienes una emergencia en el camping o en una excursión. Si puedes hervir el agua, cocinar y mantener el calor, las probabilidades de supervivencia aumentan mucho. Algunas estufas caseras se ensamblan a partir de objetos naturales, mientras que otras requieren que los acampantes o excursionistas lleven algunos artículos específicos antes de iniciar su viaje. Aprender sobre las estufas caseras podría salvar tu vida.

Otras personas están leyendo

Estufas de madera

Hacer una estufa de madera casera para acampar es tan simple como la creación de un parabrisas sobre un montón de leña y luego poner piedras en la parte superior del parabrisas. Se ponen matas en las rocas para la calefacción. Estas estufas son baratas y fáciles de hacer, y el humo va a proteger al campamento de los insectos. Cuando se hace una estufa de leña, date tiempo antes del anochecer para recoger suficiente leña y rocas para completar el proyecto.

Estufas Hobo

Junto con estufas de leña, las hobo son una de las estufas caseras más rudimentarias. Encuentra un tacho de pintura o una lata de comida y haz seis agujeros - tres agujeros en la parte superior de la lata y tres cerca de la base. Los agujeros alientan el flujo de aire dentro de la lata, y hacer que el calor dentro de la lata sea intenso. Carga la lata con madera, papel, hojas o cualquier otra cosa que sea combustible. Enciende una cerilla y enciende el fuego. Una vez que el fuego comienza, el horno está listo para cocinar o hervir agua.

Estufa de plomero

Una estufa de plomero requiere planificación. Necesitas tacho de pintura o tinta de madera vacío de 8 onzas (226 gramos), una bolsa de bolas de algodón, alcohol carburante, una abrazadera de la manguera del radiador, tijeras de chapa y una tira de 3 pulgadas de ancho por 12 pulgadas de largo de acero de calibre fino (7,62 cm por 30,48 cm). Limpia el interior de la lata con diluyente de pintura, jabón y agua. Las bolas de algodón van en la lata y la banda de metal pasa alrededor del exterior de la llanta. El metal, con una zona cortada para permitir el flujo de aire, actúa como un parabrisas para el fuego. La abrazadera de la manguera de radiador mantiene el metal en su lugar. Se pueden cortar marcas en la parte superior del metal y las esquinas deben estar dobladas hacia abajo para que no te cortes. Sumerge las bolas de algodón con alcohol carburante y enciende con un cerillo para prender el fuego.

Estufas de latas

Las estufas de latas usan quemadores de gas licuado de petróleo para generar calor. Estas estufas producen altas temperaturas y son uno de los modelos más sencillos de montar. El quemador de la estufa se conecta al tubo de la lata. Una vez que la conexión se asegura, gira la perilla en el bote para iniciar el fuego. Por desgracia, estas estufas funcionan mal cuando hace frío y las latas no son recargables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles