Etapas del asma

Escrito por debbie lamedman | Traducido por paulo roldan
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Etapas del asma
Existen diferentes etapas relacionadas con la gravedad del asma. (Radio image by Marco Desscouleurs from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad respiratoria crónica que ocasiona que las vías respiratorias en los pulmones se inflamen y se obstruyan. Esto da como resultado tos, pecho apretado y episodios consistentes de sibilancias persistentes. De acuerdo con el Programa Nacional de Educación y Prevención del Asma de Estados Unidos (NAEPP, por sus siglas en inglés), existen cuatro etapas de severidad del asma.

Primera etapa: leve intermitente

Los ataques de asma leve intermitente generalmente ocurren menos de dos veces por semana. El ataque comienza de manera gradual, provocado por una vía respiratoria infectada o irritada. Las vías respiratorias más pequeñas se inflaman causando un caso leve de tos, también acompañado por sibilancias ligeras y dificultad para respirar. La sibilancia indica que el flujo de aire es restringido. En esta etapa, la duración del ataque puede ir desde unos pocos minutos a varias horas. La medición de la cantidad de aire forzado a salir de los pulmones en un segundo se conoce como volumen espiratorio forzado. La medición del volumen espiratorio forzado en la primera etapa del asma mostrará una capacidad pulmonar superior al 80 por ciento.

Etapa dos: leve persistente

Los ataques de asma leve persistente ocurren al menos una vez a la semana. Más extremo que la etapa uno, en la etapa dos los músculos que rodean las vías respiratorias se contraen, ocasionando que el pecho se apriete y que exista dificultad para respirar. También se presentan la tos y la sibilancia. La medición del volumen espiratorio forzado en la etapa dos del asma todavía es superior al 80 por ciento, pero puede variar en un 20 por ciento.

Etapa tres: moderada persistente

Durante un ataque en la etapa tres, el desencadenante del asma afecta las vías respiratorias más grandes en los plumones y en la tráquea (vía respiratoria), también los bronquios y los bronquiolos se inflaman y se infectan. En esta etapa, el ataque es mucho más severo, ya que los músculos fuera de las vías respiratorias se contraen, ocasionando que los conductos de aire se estrechen, permitiendo que pase menos aire. Las vías respiratorias se hinchan con moco, lo cual provoca que se estrechen aún más. La respiración, en esta etapa, se vuelve mucho más difícil, ocasionando episodios de tos y sibilancia intensa. La medición de volumen espiratorio forzado durante esta etapa es normalmente entre 60 y 80 por ciento.

Etapa cuatro: severa persistente

Durante un ataque en la etapa cuatro todos los síntomas son continuos. Los episodios frecuentes ocurren durante el día y la noche y pueden durar varios días. Un ataque persistente severo ocasiona que el cuerpo produzca altos niveles de leucotrienos. Estas sustancias secretan grandes cantidades de moco, el cual obstruye el flujo de aire. En un ataque en la etapa cuatro las vías respiratorias se hinchan severamente y pueden cerrarse por completo. Es muy difícil respirar, y en un intento por reducir o expulsar el nivel de moco presente, la persona que sufre el ataque toserá y tendrá sibilancia persistente. La actividad física en esta etapa es limitada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles