¿Qué es la ética de la Administración Pública?

Escrito por shane hall | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es la ética de la Administración Pública?
Las acciones de los funcionarios deben basarse en el servicio al público. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los administradores de agencias del gobierno implica establecer y mantener estándares de comportamiento ético por parte de los empleados. En una era en la que la desconfianza del público y el cinismo sobre el gobierno y los funcionarios públicos están en máximos históricos, la ética de la administración pública sirve como recordatorio de que las decisiones y acciones de los funcionarios deben basarse en el principio de servir al público y no a sí mismos.

Otras personas están leyendo

Información de expertos

George J. Gordon y Michael E. Milakovich, autores de "Administración Pública en América", escriben que la ética plantea un problema aún más sensible para el gobierno que para las corporaciones u otras organizaciones del sector privado, porque el gobierno, por definición, debe atender a todos los intereses en una la sociedad. El comportamiento ético de los administradores públicos y sus empleados mejora la eficacia del organismo, fomenta mejores relaciones entre los organismos gubernamentales y el público, y mejora la moral de los empleados. Sin embargo, los autores admiten que el cinismo público sobre el gobierno casi invita a los empleados del sector público a ser menos ético en sus acciones.

Identificación

La ética de la administración pública se basa en la idea central de que los funcionarios y empleados del gobierno son administradores del público. La Sociedad Americana de Administración Pública (ASPA, por sus siglas en inglés), una asociación nacional de los administradores del gobierno y estudiosos de la administración pública, esboza un conjunto de directrices éticas en su código de ética. Este código establece que los miembros de ASPA deberán comprometerse a servir al interés público, respetando la ley y la constitución, lo que demuestra la integridad personal, la promoción de las organizaciones éticas y búsqueda de la excelencia profesional.

Servir al interés público

Los empleados del gobierno y los administradores se encargan de los recursos públicos. El comportamiento ético adecuado dicta que los trabajadores del sector público actúan de la manera que mejor sirve a los intereses del público. Esto incluye la lucha contra todas las formas de discriminación, apoyando el derecho del público a saber lo que se está haciendo en su nombre, con la participación ciudadana en la toma de decisiones políticas, la comunicación al público de una manera clara y la ayuda a los ciudadanos en sus relaciones con las agencias del gobierno.

Respetar la ley

La gobernabilidad democrática opera dentro de un marco de leyes que establecen los límites de la acción del gobierno. El código de Ética de ASPA pide a los administradores públicos comprender y aplicar las leyes y normas que afectan a su profesión, trabajar para mejorar las leyes y políticas contraproducentes, establecer procedimientos para el manejo adecuado de las finanzas públicas, apoyar a las auditorías financieras de los organismos, proteger la información privilegiada y promover los principios constitucionales del debido proceso, la igualdad y la equidad.

Integridad personal

Los empleados del gobierno pueden inspirar confianza ciudadana en los organismos públicos a través de su comportamiento. Esto le da mayor legitimidad a las acciones del gobierno. El código de ética de ASPA pide a los miembros que demuestren su integridad mediante el mantenimiento de la honestidad, la protección contra los conflictos de interés y la aparición de este tipo de conflictos, el respeto a los demás y la realización de los negocios públicos sin partidismo.

Organizaciones éticas

Además de mantener los estándares de integridad personal, los administradores públicos deben promover el comportamiento ético a nivel organizativo mediante la mejora de la comunicación abierta, la subordinación de las lealtades de los intermedios al interés público, el establecimiento de normas para el comportamiento ético de los empleados de la agencia y la adopción de políticas que promuevan la rendición de cuentas de la organización.

Excelencia profesional

Los estereotipos comunes de muchos empleados y directivos del gobierno los retratan como burócratas perezosos, incompetentes y sobrepagados. El comportamiento ético en la administración pública significa mejorar las capacidades individuales y fomentar el desarrollo profesional de los demás. El código de ética de ASPA exige mantenerse al tanto de los nuevos problemas y animar a otros a participar en asociaciones y actividades profesionales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles