La etiqueta para darle un regalo a un jefe

Escrito por j.r. erickson | Traducido por ana karen salgado beltrán
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La etiqueta para darle un regalo a un jefe
No le regales alcohol a tu jefe. (girl with bottle of alcohol image by Doctor Kan from Fotolia.com)

El dar regalos es en general una experiencia agradable, tanto para el que da como para el que recibe. Sin embargo, en algunos casos, dar regalos puede llegar a ser estresante, especialmente en los casos en que la etiqueta para regalar es importante. Uno de estos casos implica la compra de regalos para un jefe o supervisor. Estas experiencias se simplifican en gran medida con algunas cortesías sencillas.

Otras personas están leyendo

Relevancia

No es difícil entender por qué la etiqueta es imprescindible para dar un regalo en la oficina. En algunos casos, los compañeros de trabajo pueden malinterpretar el darle un regalo al jefe, como un intento de ganarse favoritismo. Algunas compañías tienen políticas específicas de "no regalos". Esta información generalmente se encuentra en el manual de la empresa o puedes consultar con recursos humanos.

Función

Los regalos para el jefe puede servirle al empleado para varios propósitos. Los regalos pueden ser dados para marcar ocasiones especiales, para mostrar gratitud o simplemente porque la ocasión lo merita. La razón por la que cual se ofrece el presente, debe ser considerada. Por ejemplo, el regalo del día del jefe puede ser algo pequeño e impersonal para reconocer simplemente el día. Un regalo de agradecimiento podría incluir un toque más personal para transmitir agradecimiento por algo específico.

Valor

Debido a la jerarquía social de cuidado en muchas empresas, los regalos para el jefe deben mantenerse dentro de un rango de precios razonable. De acuerdo con Amy Keyishian del Ladies Home Journal, un buen método para regalos en la oficina, es gastar lo mismo o menos que de lo que permite el Internal Revenue Service (Servicio de Impuestos Internos) para una deducción profesional de impuestos de regalo. Esta deducción es de US$25. Esto permite una asignación de gasto razonable, pero también proporciona un incentivo adicional para él que da el regalo.

Consideraciones

La gente debe tomar varios factores en cuenta a la hora de decidir que regalo comprarle a su jefe. Si no es costumbre intercambiar regalos entre las oficinas, incluidas las de empleados a los supervisores, entonces el mejor plan de acción es lo mismo y no comprar nada. Según Marjorie Brody, autor de “Professional Impressions: Etiquette for Everyone, Everyday” (Impresiones Profesionales: Etiqueta para todos, todos los días), las tarjetas festivas son del todo adecuadas para los jefes. Y añade que, incluso en situaciones en las que el jefe le ha dado a un empleado un regalo, el empleado sólo tiene que darle una nota de "agradecimiento" a cambio.

Advertencia

Un regalo es una pobre razón para que una persona termine en mal favor con su jefe. Por lo tanto, es importante recordar que la decisión de no regalarle algo al jefe, es una mejor opción que comprarle un mal regalo. Un mal regalo no es necesariamente un regalo que no le guste al jefe. Un mal regalo es uno que los ofenda o que cruce las líneas laborales. Los regalos que se deben evitar por lo general son el alcohol, regalos íntimos o sexuales o cualquier cosa que se burle de temas delicados como la religión o la etnia. Mary Ellen Slayter, columnista del sitio WashingtonPost.com, también aconseja no comprar chucherías como regalos ya que simplemente añaden más desorden a los ya atestados escritorios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles