Evaluaciones formativas y sumativas en la enseñanza

Escrito por marysia walcerz | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Evaluaciones formativas y sumativas en la enseñanza
Las evaluaciones proporcionan información esencial sobre el progreso del estudiante. (teacher image by Twilight Dragon from Fotolia.com)

Las evaluaciones formativas y sumativas son dos métodos de prueba que se utilizan en el aula para determinar cómo los estudiantes están progresando y si se deben hacer cambios en los métodos de enseñanza. Las evaluaciones sumativas son evaluaciones periódicas de los estudiantes que toman la forma de exámenes, pruebas y evaluaciones estatales. Las evaluaciones formativas son evaluaciones en curso de estudiantes que se incorporan a la práctica del aula para proporcionar al maestro un flujo constante de información sobre la eficacia de la instrucción.

Otras personas están leyendo

Las evaluaciones sumativas

Las evaluaciones sumativas son lo que más comúnmente se piensa como tipo de evaluación tipo examen, cuestionarios y evaluaciones que comprueban el progreso académico de un grupo de estudiantes. Las evaluaciones sumativas pueden ser evaluaciones estatales, como las pruebas estandarizadas o evaluaciones creadas por los maestros que revisen un tema reciente tratado en clase. Estos tipos de evaluaciones son útiles para determinar la calidad y modificar futuros programas de estudios, a pesar de que no son útiles en la modificación del plan de estudios en la manera que se está enseñando, ya que sólo examina a los estudiantes al final de una clase particular.

Las evaluaciones formativas

Las evaluaciones formativas, en contraste con las evaluaciones sumativas, se producen continuamente en el aula. Las evaluaciones formativas ocurren cuando el estudiante está aprendiendo y practicando nuevas habilidades, a menudo en forma de trabajos en clase, tareas para el hogar, problemas prácticos u otras tareas. Los maestros usan las evaluaciones formativas no sólo para evaluar el progreso continuo del estudiante, sino también su propia eficacia como educadores. Las evaluaciones formativas proporcionan la información necesaria para cambiar los métodos de enseñanza y planes de estudio si es necesario, lo que resulta en una clase mejor preparada y con puntuaciones más altas.

Usos de cada una

Las evaluaciones formativas y sumativas están destinados a ser utilizadas en tándem, cada una cumpliendo un papel que resulta en una impresión exacta del progreso de los estudiantes. Si las evaluaciones formativas han logrado ayudar a la maestra a hacer el mejor trabajo posible para preparar a los estudiantes para las pruebas, las evaluaciones sumativas deben reflejar la exitosa comprensión del alumno de los conocimientos. Confiar únicamente en cualquiera de las evaluaciones, sumativas o formativas, puede obstaculizar gravemente la capacidad del maestro para llegar efectivamente a sus estudiantes e impartir enseñanza.

En el salón de clases

Si bien las evaluaciones sumativas son bastante fáciles de poner en práctica en el aula, las evaluaciones formativas son menos intuitivas. Aunque las hojas de trabajo y las tareas pueden decir mucho sobre el progreso de un alumno, los profesores deben incluir evaluaciones regulares en sus clases. Un simple "¿Todos entienden el material que acabamos de cubrir?" al final de la lección puede proporcionar información valiosa sobre las propias estrategias de enseñanza. Los maestros deben recordar que uno de los puntos principales de las evaluaciones debe ser reconsiderar sus propios métodos de enseñanza para ser el educador más eficaz que pueda ser.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles