Cómo evaluar a tu jefe

Escrito por brian richards | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Aunque tu jefe te evalúa constantemente como trabajador, no olvides que tú podrías estar evaluándolo a él en tu mente. Un buen jefe motiva a sus empleados y crea un lugar de trabajo al que te da felicidad volver cada día. Uno malo, sin embargo, puede limitar tu potencial de crecimiento, hacerte improbable que disfrutes de tu vocación y desmotivarte. Debes hacer un proyecto anual de evaluar a tu jefe y a la gerencia para determinar si tu actual lugar de trabajo es el apropiado para tus metas o no.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Califica las interacciones de tu jefe contigo como su empleado. Si es honesto contigo sobre sus expectativas, reconoce tus logros y contribuciones, te alienta a ti y a tus colegas para que triunfen, comunica claramente sus expectativas y les da una retroalimentación regular para ayudarlos a mejorar, es muy posible que tengas un buen jefe a quien le importan sus empleados.

  2. 2

    Evalúa las habilidades de gerenciamiento de tu jefe. Asegúrate de que te ayuda a ti y a tus colegas si necesitan asistencia extra. También asegúrate de que disciplina la mala conducta con justicia y de manera igualitaria, que entiende tu trabajo y sus requerimientos, que mantiene el orden en tu lugar de trabajo y de que conduce evaluaciones de comportamiento regulares para que sepas sobre tu propio progreso.

  3. 3

    Determina si es o no un defensor o un crítico de su departamento. Un buen jefe entrenará a sus empleados, los ayudará a resolver problemas complejos, promoverá los niveles comunes de salud y seguridad en el lugar de trabajo, defenderá a sus empleados ante otros supervisores o gerentes de alto nivel y no te culpará a ti o a los otros por sus errores.

  4. 4

    Incorpora los hábitos personales de tu jefe en la evaluación. Piensa en lo bueno que es controlando su carácter si se frustra, si discrimina o no a los trabajadores por su raza, sexo u otras características, si es amigable y te le puedes acercar y si apropiadamente dirige el crédito de un trabajo exitosamente completado a sus empleados en lugar de llevárselo él.

  5. 5

    Piensa si tú y tu jefe se llevan bien personal y profesionalmente. Si hace el trabajo divertido, trata de implementar ideas nuevas y frescas al trabajo, inventa actividades para alentar la armonía en el lugar de trabajo y se esfuerza por asegurarse de que todos se sientan incluidos, probablemente es habilidoso para manejar la moral de la oficina.

  6. 6

    Comparte con tu jefe durante tu propia evaluación tus sentimientos y la evaluación. Discute con él como sus fuerzas te alientan a desarrollar tus propias áreas de conocimientos y exprésale tu preocupación por sus flaquezas que limitan tu habilidad para crecer como empleada. Un buen jefe va a ser receptivo de tu crítica constructiva y va a reconocer las formas en que su estilo de gerenciamiento ayuda o entorpece a sus empleados

Consejos y advertencias

  • Alienta a tu jefe a que implemente un sistema de retroalimentación anónimo para ti y tus colegas que puedan usar para expresar sus preocupaciones o para hacer llegar felicitaciones. A pesar de que los empleados suelen asustarse si tienen que acercarse a sus jefes con críticas, un sistema anónimo les permitirá hacer sugerencias sin temer una represalia.
  • Recuerda incluir retroalimentación positiva y críticas constructivas en tu evaluación. Piensa cómo te gustaría que tu jefe condujera tus evaluaciones por desempeño, y dale a él el mismo trato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles