Cómo evitar los coágulos de sangre y la embolia

Escrito por paul dohrman

Los coágulos de sangre ayudan a tu cuerpo a detener el flujo sanguíneo en una zona lastimada pero pueden ser peligrosos cuando se liberan de una vena y obstruyen el flujo sanguíneo de un órgano importante. Un coágulo que obstruye una arteria del cerebro puede causar una apoplejía. Uno que bloquee la sangre que va al corazón puede causar un ataque cardíaco. El que obstruye la sangre que va a un pulmón es conocido como embolia pulmonar. Estos coágulos que se liberan de las venas profundas, se forman habitualmente en las piernas donde la gravedad causa un coágulo. Los viajeros que se sientan en los coches o aviones en una posición reducida son particularmente susceptibles de tener los coágulos en las venas profundas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Medias de compresión

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prevención durante un viaje

  1. 1

    Bebe suficiente líquido. Puedes olvidarte de beber mientras viajas, lo que lleva a la deshidratación y aumenta las posibilidades de tener coágulos mientras estás sentado. La hidratación es especialmente importante en los aviones, donde el aire de la cabina es muy seco.

  2. 2

    Evita tomar alcohol durante los días de viaje, ya que contribuye a sufrir deshidratación.

  3. 3

    Mantén tu circulación sanguínea. Haz ejercicios de pies y tobillos mientras estés sentado en tu coche o en el avión. Fíjate que los ejercicios de pantorrilla no son suficientes. Tienes que ejercitar específicamente los tobillos y los pies levantando y bajando el dedo del pie, presionando contra el suelo y contra el asiento que tienes frente a ti y rotar tus tobillos.

  4. 4

    Muévete. Pasea a cada hora, tanto si viajas en coche como en avión.

    Prevención diaria

  1. 1

    Observa la forma en que te sientas. Estar sentado durante largos períodos de tiempo con tus piernas cruzadas corta la circulación. Evita cruzar las piernas siempre que sea posible.

  2. 2

    Lleva medias de compresión. Las venas débiles tienen problemas para superar la fuerza de la gravedad. La sangre que se junta en las piernas lleva a tener coágulos. Las medias de compresión proporcionan la presión extra necesaria para sacar de la pierna inferior la sangre que se junta.

  3. 3

    Haz el ejercicio adecuado. Haz pausas frecuentes para hacer ejercicio cuando estés haciendo actividades sedentarias.

  4. 4

    Permanece alerta cuando tengas síntomas molestos. Visita a un médico si notas lo siguiente: enrojecimiento repentino, entumecimiento o hinchazón en las piernas o en los pies, quemazón intensa o dolor punzante en tus manos o tobillos, dolores de cabeza crónicos o mareos.

Consejos y advertencias

  • Sé consciente de los síntomas peligrosos. Informa inmediatamente al personal médico de urgencias si experimentas cualquiera de estos síntomas después de una inmovilidad prolongada: falta de aliento (posible embolia pulmonar), opresión en el pecho (posible ataque cardíaco), entumecimiento repentino sobre la mayor parte de tu cuerpo, problemas de visión repentinos o pérdida de la función verbal.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media