Cómo evitar el cuello rígido cuando duermes

Escrito por david barnes | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Despertar por la mañana con el cuello rígido es un problema común. Para superarlo, debes evitar las posibles causas. El dolor aparece tan gradualmente durante la noche que no lo notarás hasta la mañana siguiente. Sigue estos pasos para identificar y corregir los problemas del cuello.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza una almohada adecuada. Asegúrate de que elevas tu cabeza unas tres pulgadas (7,5 cm) sobre tu cuerpo cuando estás acostado boca arriba o de lado. Una buena almohada debe mantener tu cabeza cómoda y tu cuello apoyado durante toda la noche. Dormir con un ángulo antinatural es la causa más común de la tensión en el cuello. Considera comprar una almohada especialmente diseñada para el mismo si frecuentemente despiertas con este problema.

  2. 2

    Duerme sobre un colchón firme. Aún si tienes la almohada adecuada, un colchón suave y hundido puede eliminar la buena postura mientras duermes. Esta postura es tan importante en la noche como lo es durante el día. Lo ideal sería que la almohada y el colchón se combinen para mantener tu columna y tu cuello alineados con el fin de evitar la tensión muscular y la rigidez de este último.

  3. 3

    Evita dormir con corrientes de aire. Una ventana abierta en tu dormitorio con su aporte de aire fresco puede ser beneficiosa, pero si la brisa sopla sobre tu cuello durante la noche, puede enfriar tus músculos provocando la rigidez en la mañana. Dormir con el aire acondicionado puede generar lo mismo. Si debes dormir con este último encendido o con la ventana abierta, busca un lugar para colocar la cama donde no lleguen las corrientes de aire.

  4. 4

    No duermas sobre tu estómago. Esta postura eleva tu cabeza en forma inapropiada y puede forzarte a doblarla demasiado hacia un lado, tensionando el cuello. Si tienes la tendencia a rodar sobre tu estómago cuando duermes, trata de colocar almohadas a cada lado de tu cuerpo para evitar hacerlo.

  5. 5

    Alivia la tensión en el cuello con unos simples ejercicios de estiramiento antes de acostarte. Puedes acumular tensión durante el día y si no tomas los pasos necesarios para relajar el cuello, esta se puede intensificar durante la noche. También pueden ayudarte los estiramientos cuando despiertas por la mañana, antes de salir de la cama.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles