DESCUBRIR
×

Cómo evitar que los cuellos de mis camisas se curven

Actualizado 21 febrero, 2017

Cualquiera que haya usado una camisa de vestir, una camisa polo o una camisa estilo golf conoce la frustración que se tiene con un cuello de camisa rebelde. Por lo general, después de lavar y secar una camisa con cuello, este se enrolla en las esquinas, lo que genera un problema poco atractivo y molesto. Ejercer la presión correcta y, en algunos casos la colocación de alfileres en el cuello de la camisa, son las dos formas más eficaces para hacer frente a un cuello de camisa que se curva de forma molesta.

Instrucciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  1. Coloca la camisa sobre la tabla de planchar y despliega el cuello. Coloca el cuello hacia fuera estirado, y en una línea recta.

  2. Plancha el cuello con calor o vapor hasta que quede plano. Da la vuelta al cuello y repite.

  3. Rocía almidón ligeramente en el cuello y plancha de nuevo. Da la vuelta al cuello otra vez, rocía con almidón y plancha. Plancha las puntas de las esquinas lo más aplanadamente posible.

  4. Coloca las barbillas magnéticas en el cuello de la camisa si el planchado y almidonado no son efectivos. Están disponibles en las tiendas de ropa donde se venden gemelos y camisas de vestir.

Consejos

  • Muchas tiendas de ropa de golf tienen barbillas de cuello, barbillas magnéticas o pasadores manuales disponibles para las camisas estilo polo y golf.
  • Si la camisa está diseñada específicamente para el trabajo o eventos deportivos, puedes coser o planchar un parche con el logotipo de la empresa en los cuellos. Esto evitará que el cuello se curve, pero aún será necesario plancharlo adecuadamente.

Necesitarás

  • Una plancha
  • Una tabla de planchar
  • Almidón
  • Barbillas magnéticas de cuello