Cómo evitar que los dedos se crucen

Escrito por victoria ramirez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que los dedos se crucen
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El dolor en el dedo segundo y en la articulación de un dedo suelen ser signos que revelan una condición subyacente a las articulaciones del pie, que puede llevar a la deformación del pie conocida como “dedos cruzados”. Este problema ocurre por una serie de razones, en las que se incluye el caso de tener un dedo segundo demasiado largo, una tensión excesiva en el músculo de la pantorrilla o el arco del pie inestable. Pese a que esta enfermedad suele deberse a un funcionamiento incorrecto del pie o a un constante sobrepeso en esta zona, hay maneras de reducir el dolor y prevenir los dedos cruzados.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Zapatillas ortopédicas.
  • Plantillas angulares.
  • Cubos de hielo.
  • Bolsas con cierre al estilo Ziploc.
  • Una media limpia o un trapo limpio.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Usar zapatillas ortopédicas

  1. 1

    Deja de utilizar tacos altos o zapatillas con taco alto; elige un par de zapatillas ortopédicas que te provean un soporte para la zona que te provoca dolor.

  2. 2

    Mantén el pie con un soporte mediante un par de zapatillas (o con tan sólo una zapatilla) que mantenga a los dedos ligeramente elevados. Esto forzará al pie a permanecer en un pequeño ángulo, siendo el talón el que absorbe la mayor parte del peso en lugar de la bola de tu pie, que se encuentra cerca de tus dedos.

  3. 3

    Asegúrate de que la plantilla que está dentro de la zapatilla soporte el arco del pie. Muchas personas son propensas a experimentar dedos cruzados por tener arcos inestables, lo que genera que la bola del pie absorba casi todo el peso. Para solucionar este problema debes encontrar una zapatilla que tenga un soporte correcto.

  4. 4

    Mueve los dedos dentro de las zapatillas para asegurarte de que no estén excesivamente apretados. Encuentra un par que te provea un ajuste adecuado y cómodo sin que genere un peso adicional en tus dedos.

    Refrigerar la zona

  1. 1

    Coloca unos pocos cubos de hielo en una bolsa con cierre al estilo Ziploc y ponla dentro de una media o un trapo que esté limpio. Siéntate en un sillón o en una silla cómoda.

  2. 2

    Coloca la bolsa de hielo en la zona donde experimentes el dolor. Mantenla allí por 20 o 30 minutos por cada hora que hayas caminado ese día.

  3. 3

    Mantente descalzo hasta que el dolor decline. Si tienes que caminar, usa chancletas o no utilices nada.

Consejos y advertencias

  • Nunca coloques el hielo directamente sobre la piel. Siempre ponlo dentro de un paño o de una media.
  • Si notas que el dolor en el pie o en el dedo va empeorando, haz una cita con un médico, quien te recomendará un tratamiento adecuado para prevenir que los dedos se crucen uno sobre el otro.
  • Una vez que el pie comience a cruzarse, no habrá manera de revertir el problema sin una cirugía. Por eso mismo es muy importante comenzar el tratamiento lo antes posible.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles