Cómo evitar que los extremos de tu alfombra se doblen

Escrito por lillian downey | Traducido por mariela rebelo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que los extremos de tu alfombra se doblen
Enrolla tu alfombra, y mientras lo haces, limpia el piso por debajo de ella. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Si normalmente no tienes muy buena coordinación, los bordes doblados de las alfombras no te ayudarán a mantenerte fuera de la sala de emergencias. Además lucen tan mal como los moretones que obtendrás cuando tropieces con ellos. Sólo se necesita la inversión de unos minutos y unos pocos dólares para arreglar las cosas y mantener las alfombras en el piso al que pertenecen. Hazle un favor a las ocupadas enfermeras de E.R. y alisa los bordes de las alfombras.

Otras personas están leyendo

Prepara tu alfombra y el piso

Debes limpiar la alfombra y el piso antes de hacer frente a las esquinas con problemas. Barre tu alfombra a fondo para eliminar el polvo superficial, la pelusa y otros desechos. A continuación, enrolla la alfombra y limpia y seca a fondo el piso debajo de ella. Si tienes una alfombra que es lo suficientemente pequeña como para que lo resuelvas por tu cuenta, sácala al exterior y sacúdela allí. Si limpias tus alfombras a vapor, asegúrate de que esté completamente seca antes de continuar.

Repara el daño

Tu siguiente tarea es la de fijar las esquinas que se doblan. Establece el ajuste más caliente de una plancha y deja que se caliente. Dobla una toalla blanca limpia por la mitad y colócala sobre la parte enrollada. Si no usas la toalla, puede que quemes tu alfombra. Plancha sobre la toalla durante 15 a 20 segundos, aplicando una ligera presión hacia abajo. Levanta la plancha y la toalla y presta atención a los dobleces y al daño. Repite hasta que la alfombra quede plana para luego pasar a la siguiente esquina.

Detén el enrollado

La cinta antideslizante para alfombras está especialmente diseñada para evitar que las alfombras se enrollen. La misma posee un revestimiento adhesivo a ambos lados, por lo que se pega a la alfombra y luego se pega al piso. Aplica por lo menos 6 pulgadas (15, 24 cm) de cinta antideslizante a lo largo de ambos bordes de la esquina de la alfombra. La cinta debe superponerse en el punto de la esquina. Una vez que tengas la cinta en su lugar, presiona la alfombra contra el piso. Camina sobre la alfombra o coloca un libro pesado encima de la misma durante unos minutos para ayudar a la cinta a sellarse fuertemente. Repite en las cuatro esquinas.

Prevén que se enrolle aún más

El evitar que tu alfombra se mueva te ayudará a prevenir una mayor curvatura y otros daños. Una almohadilla antideslizante para alfombras es la solución simple a este problema. Mide tu alfombra y la almohadilla antideslizante. Corta la almohadilla de manera tal que sea de 1 a 2 pulgadas (2,54 a 5,08 cm) más pequeña que tu alfombra en todos sus lados. Ponla en el suelo y luego coloca la alfombra sobre la misma. Alisa la alfombra hacia abajo con las manos o camina sobre ella para asegurarte de que la almohadilla antideslizante no se haya agrupado o doblado en ningún lugar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles