DESCUBRIR
×

Cómo evitar las grietas en techos de placas de yeso suspendidas

Actualizado 21 febrero, 2017

Los techos de placas de yeso suspendidas también se conocen como techos de paneles de yeso, y le dan a la casa un aspecto limpio y terminado cuando se instalan correctamente. No obstante, si no se cumplen ciertas condiciones, son propensos a agrietarse con el tiempo. Si bien esta condición no es necesariamente un problema estructural, es un problema estético evidente que podría sugerir que la casa no está en buen estado. Si vas a instalar un techo de placas de yeso suspendidas toma precauciones para evitar que se desarrollen grietas en el futuro.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Instala un techo de placas de yeso suspendidas sólo cuando tanto la temperatura del aire como la temperatura de la superficie a enmarcarse hayan llegado a al menos 50 grados Fahrenheit (10 grados Celsius) por dos días. Esto no sólo reduce la cantidad de humedad en la madera para el marco, si no que fomenta una mejor unión entre el adhesivo y la madera. Colgar el techo a esa temperatura evita que se generen grietas tan pronto como cambia la temperatura.

  2. Une los bordes de las placas unos contra otros durante la instalación. Deberían tocarse de manera suave por toda su extensión al colocarse, ya que los espacios entre las placas posteriormente necesitarán más compuesto de unión. Si las placas se encogen un poco, una mayor cantidad de compuesto de unión evitará que se muevan libremente conduciendo en un futuro a generar más grietas.

  3. Aplana los bordes del marco de madera donde se colocará la placa de yeso usando un cepillo de carpintero o un papel de lija. Si el marco no está completamente plano se producirá una desalineación entre las placas y en el sitio donde van instaladas. Con el tiempo, esta desalineación hará que las placas de yeso se agrieten bajo una presión mal distribuida.

  4. Encinta las uniones entre las placas de yeso suspendidas de forma adecuada asegurando que la cinta de papel para las uniones esté bien incrustada. Pon una capa de pasta para tablaroca a lo largo de la unión de las placas, alisándola por completo y luego aplicando la cinta encima. Aplana la cinta para que no haya burbujas.

Necesitarás

  • Un cepillo de carpintero
  • Papel de lija
  • Un cinta de papel para uniones
  • Una pasta para tablaroca