Cómo evitar la irritación en las axilas provocada por el afeitado

Escrito por cynthia measom | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar la irritación en las axilas provocada por el afeitado
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Afeitarte las axilas es un acción que puede dejarte con una desagradable irritación que terminará doliendo y se verá muy poco sexy. En lugar de prepararte para la incomodidad y la vergüenza, toma algunos pasos para hacer que el afeitado de tus axilas sea un éxito y no padezcas el escozor. Una vez que hayas aprendido los trucos para rasurarte debajo de los brazos, puedes decirle adiós a la erosión cutánea provocada por la maquinilla para siempre.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maquinilla limpia y afilada
  • Un tónico limpiador humectante o crema de afeitar
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Programa afeitarte después del atardecer. El mejor momento para realizar esta tarea es por la noche ya que el sudor o el desodorante puede causar irritación. Comienza con una maquinilla afilada y limpia. Esto evitará que se reproduzcan bacterias en tu piel en caso de cortarte.

  2. 2

    Ponte debajo de la ducha y moja las axilas. Haz espuma con crema de afeitar o con una crema humectante en la zona que deseas rasurar.

  3. 3

    Desliza la maquinilla hacia abajo. Continúa rasurándote hasta que hayas dejado la huella en toda la crema de afeitar que se encontraba en la axila.

  4. 4

    Enjuaga bien las axilas para eliminar la crema de afeitar y quitar los residuos del vello. Seca la zona suavemente dando pequeños golpecitos con una toalla limpia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles