Cómo evitar las lesiones típicas de un violinista

Escrito por erik steel | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar las lesiones típicas de un violinista
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Los violinistas son extraordinariamente malos en dos cosas: sentarse con la espalda recta y saber dónde están sus límites. Todos hemos oído contar historias sobre personas que practican seis, ocho e incluso diez horas seguidas, sin hacer descansos, sin rehidratarse, solamente ensayar y ensayar. Aunque es cierto que se necesita mucha práctica para convertirse en un buen violinista, si ensayas durante demasiado tiempo sin tomarte un respiro, podrías dañarte seriamente antes de llegar a la sala de conciertos. Este artículo te ofrece unos sencillos consejos para evitar las lesiones típicas de un violinista.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Almohadilla para el hombro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz estiramientos. No sólo los atletas necesitan realizar ejercicios de calentamiento antes de practicar su deporte; los músicos también deben ejercitar todo su cuerpo antes de comenzar a tocar. Ten presente que estirar durante unos pocos minutos antes de cada ensayo puede convertirte en un violinista más ágil.

  2. 2

    Siéntate con la espalda recta. Todos los violinistas conocen este consejo, pero muy pocos lo siguen, especialmente cuando ensayan a solas. Un violinista tiene que crear su propia buena postura, pero siempre sentándose en el centro o en el borde de la silla y manteniendo la espalda recta. No debes inclinarte, ya que no harías más que exagerar una mala postura. Siéntate en el borde, con las piernas nada tensas, más bien ligeras y “receptivas”, y procurando mantener en línea recta tu columna vertebral.

  3. 3

    Utiliza una almohadilla para el hombro. Algunos violinistas prefieren no usarla, bien porque no quieren dejar marcas en sus instrumentos, o bien porque consideran que es demasiado abultada. Pero actualmente hay muchas almohadillas disponibles en el mercado que se adaptan a todos los gustos. No obstante, si realmente no encuentras una que te guste, simplemente inserta una lámina de esponja de una pulgada (2,5 cm) de espesor entre tu cuello y el instrumento; mantendrá tu cuello elevado (en lugar de encogido hacia abajo y directamente sobre la madera) y tu cara mirando hacia lo largo del violín.

  4. 4

    Mantén suelta la muñeca derecha. Independientemente del dramatismo que haya en el pasaje musical, deberías ser capaz de tocarlo con la muñeca suelta en armonía con el movimiento del antebrazo. Una simple indicación: si la mueves en algún punto por encima del codo derecho, tu muñeca estará demasiado tensa. Hacerlo así causaría una sensación de dolor en la mano y podría conducir a problemas en articulaciones y huesos. Practica moviendo la muñeca y el antebrazo sin sostener el arco pero como si lo sostuvieras: observa el rango de movimiento que puedes obtener sin tan siquiera mover el codo.

  5. 5

    Sostén el arco con suavidad. Agarrarlo con fuerza aumentaría la rigidez de la muñeca y podría provocar dolor en los dedos y en el brazo; además, dificultaría el movimiento del arco innecesariamente. Cuando sujetes el arco, debería poder girar ligeramente al hacerlo rebotar en la mano.

  6. 6

    Apoya ligeramente el mástil del instrumento en el hueco de tu mano izquierda. Recuerda: el violín se sostendrá por completo gracias a la fuerza ejercida entre el cuello y el hombro, por lo que no hay razón para sostener también el mástil. Los dedos de tu mano izquierda se sitúan ahí para presionar las cuerdas, no para estrangular al clavijero. Tu mano izquierda debe estar ligera como una pluma y podría sufrir calambres si no puede moverse con un cien por cien de libertad.

  7. 7

    Toca con la partitura a nivel de los ojos. Algunos violinistas prefieren estar de pie cuando ensayan solos, pero si tu atril no se puede elevar hasta ese nivel, tendrás que tomar asiento (recuerda siempre la buena postura). Si colocas la partitura por debajo de la altura de los ojos, notarás que encorvas la espalda para verla bien; y ya ha quedado claro que tu espalda debe estar siempre en línea recta.

  8. 8

    Debes conocer tus límites. Como cabría esperar, tocar el violín no debe doler. Está bien que practiques hasta empezar a sudar y sentir que los músculos se calientan, pero si notas cualquier cosa a la que podrías llamar "dolor", será el momento de tomarte un respiro. Aunque seas un violinista experimentado, con un excelente tono muscular, es importante que descanses durante varios minutos, como mínimo, cada dos horas para permitir que tus músculos puedan moverse de nuevo de una forma más natural. Además, al descansar podrás percibir cualquier tensión o contracción inusual que puedas haber sufrido mientras tocabas.

Consejos y advertencias

  • Adoptar una buena postura puede significar la diferencia entre una vida sin dolores de espalda o aparecer por el hospital creyendo que sufres un ataque al corazón (una enfermedad llamada condritis intercostal). Si de ninguna manera puedes mantener una buena postura, pídele a un amigo que te toque la espalda mientras tocas. Como mínimo, te sentirás tan molesto que mantendrás la buena postura aunque sólo sea para que deje de tocarte. Si esto falla, considera seriamente la opción de utilizar un corsé ortopédico. Tocar el violín deja de ser divertido cuando te causa algún tipo de lesión.
  • Intenta mantener una buena forma física. Los músicos que llevan un estilo de vida saludable descubren que son capaces de tocar durante más tiempo y de forma más satisfactoria.
  • Adoptar malas posturas puede provocarte enfermedades graves en la espalda, cuello y costillas.
  • No hagas movimientos de torsión cuando mantengas la postura de tocar el violín. Si es necesario, gírate por completo hacia quien esté tratando de llamar tu atención, ya que cualquier movimiento de este tipo puede causarte daños bruscos en espalda y cuello.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles