Cómo evitar que los pies suden en los zapatos

Escrito por lynne sheldon | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que los pies suden en los zapatos
Utiliza talco para evitar la acumulación de transpiración en los zapatos. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El cuerpo suda para refrescarse, pero cuando la sudoración es excesiva, puede volverse desagradable, incómoda y puede resultar en un mal olor. La sudoración es común en las plantas de los pies, especialmente si pasas todo el día con los zapatos puestos y no permites que tu piel respire. Puedes incluso tener una condición conocida como hiperhidrosis, o sudoración excesiva, que puede manifestarse en todo el cuerpo o en un lugar localizado, como tus pies. Cambios en tu estilo de vida y productos antitranspirantes pueden ayudar a controlar la transpiración. Sin embargo, si estos métodos no te ayudan, consulta a un médico para conocer soluciones alternativas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Limpiador suave
  • Toallita de limpieza
  • Toalla
  • Talco para los pies
  • Calcetines de algodón
  • Zapatos de cuero
  • Plantillas de absorbentes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lávate los pies en la mañana con agua tibia y un limpiador suave, que te ayudará a controlar la cantidad de bacterias causantes del mal olor que proliferan en la piel. Moja tus pies y limpia la parte de arriba, las plantas y entre los dedos, con una toallita impregnada con limpiador. Enjuaga los pies y sécalos a fondo, ya que los microorganismos pueden crecer en lugares húmedos, como los que existen entre los dedos.

  2. 2

    Utiliza un talco de venta libre para los pies para ayudar a controlar el sudor y el mal olor. Utiliza talco común o algún producto diseñado específicamente para reducir la humedad y aliviar el mal olor en los pies. Agita una cantidad moderada de polvo sobre la plantas de los pies y entre los dedos y espárcelo suavemente, aplicando más si es necesario.

  3. 3

    Utiliza calcetines y zapatos hechos de géneros naturales como el algodón o el cuero, lo que permitirá que el aire llegue a tus pies durante el día y te ayudará a evitar la sudoración. Si es necesario, cámbiate los calcetines a mitad del día y vuelve a aplicar el talco. Evita usar los mismos zapatos dos días seguidos, ya que pueden no llegar secarse durante la noche.

  4. 4

    Coloca plantillas en los zapatos diseñadas para absorber el sudor y evita así que se acumule en tus pies. Reemplázalas tan a menudo como sea necesario, o cuando notes que su capacidad de absorción esté disminuyendo.

  5. 5

    Reduce la cantidad de bebidas con cafeína que consumes, ya que pueden provocar que el cuerpo produzca más sudor. En su lugar, elige el agua, que te hidratará y ayudará a tu cuerpo a regular su temperatura interna. Esto disminuirá las posibilidades de que se produzca la sudoración excesiva.

  6. 6

    Lávate los pies de nuevo al final del día para deshacerte de la acumulación de sudor y olor. Utiliza el mismo limpiador suave que en el paso 1 y sécate los pies completamente. Duerme descalzo si puedes, para permitir que tus dedos y plantas de los pies se aireen durante la noche.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles