Cómo evitar que las puertas se cierren de un golpe

Escrito por casandra maier | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar que las puertas se cierren de un golpe
Protege a los niños y las mascotas de tu hogar reparando las puertas que tienen tendencia a cerrarse fuertemente. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

Una puerta que se cierra con un golpe representa un peligro de seguridad para las personas y mascotas en tu casa. Las puertas se cierran violentamente por distintas razones. Puede que la puerta sea pesada, lo cual la hace golpear fuertemente cuando se cierra. Otras puertas tienen un cierra puerta automático, que es una articulación que determina la velocidad de la puerta mientras se cierra. Sin embargo, puede que el cierra puerta no funcione y se produzca el portazo. Otras puertas se abren y cierran constantemente debido al hecho de que la puerta o el marco no están nivelados. Mantén las puertas de tu casa quietas con estas reparaciones sencillas. Arreglar una puerta que se cierra de un golpe reducirá los ruidos y evitará lesiones.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Burlete de goma adhesivo
  • Tela suave
  • Detergente para platos
  • Destornillador
  • Nivel
  • Taladro
  • Tornillos
  • Traba para puerta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Reduce los ruidos

  1. 1

    Mide el interior del marco de la puerta. Compra un burlete de goma adhesivo de la longitud y el ancho del marco.

  2. 2

    Limpia el interior del marco con una tela, agua tibia y detergente para quitar polvo o suciedad que puedan interferir con el adhesivo del burlete.

  3. 3

    Quita el papel de la parte posterior del burlete y adhiérelo al marco de la puerta. Presiona el lado adhesivo sobre el marco. El burlete aportará protección cuando la puerta se cierre. Esto evitará que el golpe sea ruidoso.

    Ajusta el cierra puerta

  1. 1

    Verifica si tu puerta está unida a un cierra puerta. Un cierra puerta es un brazo articulado que está unido al marco y al la puerta, ya sea en su interior o exterior. Si la puerta está regulada por un cierra puerta, pero aun así cierra con portazos, necesitas ajustar el dispositivo.

  2. 2

    Usa un tornillo para ajustar la tensión del resorte del cierra puerta. Gira el tornillo tensor del cierra puerta en la parte superior del cilindro largo y delgado. Gira una vuelta entera en dirección horaria.

  3. 3

    Prueba la puerta: si aún se cierra muy rápido, ajusta el tornillo nuevamente. Continúa probando y ajustando hasta que la puerta se cierre a la velocidad deseada.

    Modifica tu puerta

  1. 1

    Usa un nivel para determinar si la puerta o el marco están nivelados. Si alguno de los dos está desnivelado, la puerta no permanecerá abierta y se cerrará continuamente de un portazo.

  2. 2

    Compra una traba para mantener tu puerta abierta. Usa un taladro y tornillos para instalarla en la esquina exterior inferior de la puerta, o en las bisagras de la misma.

  3. 3

    Mueve el brazo de la traba a una posición hacia abajo cuando quieres dejar la puerta abierta. Si deseas cerrarla, mueve el brazo hacia arriba. La traba tiene una tapa de goma en el extremo que evita que la puerta se cierre fuerte cuando la traba apunta hacia abajo.

Consejos y advertencias

  • Considera instalar un cierra puerta si tu puerta no tiene uno, o si es especialmente pesada. Los cierra puertas en general vienen con herramientas e instrucciones para su instalación.
  • El burlete de goma se gasta con el tiempo, especialmente si usas mucho la puerta. Si la puerta comienza a hacer ruidos de nuevo, reemplaza el burlete.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles