Cómo evitar la vaginosis bacteriana

Escrito por dana severson | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar la vaginosis bacteriana
Sentarse en un jacuzzi incrementa las probabilidades de padecer vaginitis. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

La vaginitis es una inflamación que se produce dentro de la vagina. Hay una forma de vaginitis, la vaginosis bacteriana, que se debe a un desequilibrio en la flora bacteriana de la vagina, que provoca un crecimiento excesivo de los anaerobios o bacterias en esa zona. Cuando eso sucede, pueden aparecer ciertos síntomas, como secreción vaginal, picor, malestar, mal olor y, en algunas ocasiones, incluso sangrados. Todo ello puede ir acompañado de una sensación de ardor al orinar y dolor durante el coito. Para evitar el desarrollo de esta enfermedad, sólo tendrás que adoptar unas sencillas medidas de higiene.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Báñate de la forma habitual, asegurándote de enjuagar bien el jabón de la zona genital. No es necesario que utilices otros métodos de limpieza, especialmente duchas vaginales, ya que, tal y como se advierte desde los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, podrían alterar el equilibrio natural de la flora que se encuentra dentro de la vagina.

  2. 2

    Adquiere un limpiador corporal suave. Al igual que ocurre con las duchas vaginales, el uso de jabones fuertes o de limpiadores antibacterianos para el aseo de los genitales puede provocar un desequilibrio en la flora vaginal.

  3. 3

    Adopta la ducha como forma de higiene diaria. En la página web de la Clínica Mayo se advierte que el uso de baños calientes, jacuzzis o bañeras de hidromasaje puede incrementar el riesgo de sufrir una irritación vaginal que conduzca a la vaginosis bacteriana.

  4. 4

    Durante la menstruación, utiliza tampones y compresas sin perfume. Las fragancias utilizadas para perfumar estos productos pueden provocar irritación vaginal, allanando así el camino para la aparición de la vaginosis bacteriana.

  5. 5

    Utiliza preservativos siempre que mantengas relaciones sexuales. No obstante, debes evitar el uso de condones que estén elaborados con espermicidas, ya que estos productos pueden alterar el equilibrio de las bacterias vaginales, según observa el Congreso de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos.

  6. 6

    Limita el número de personas con las que mantienes relaciones sexuales. Cuantas más parejas tengas, más probable será que desarrolles la enfermedad. Abstenerse de tener relaciones sexuales completas es otra opción.

Consejos y advertencias

  • Si desarrollas vaginitis, es probable que tu médico te prescriba medicamentos del tipo de metronidazol, tinidazol o clindamicina para tratar la infección. Recuerda que, aunque los síntomas desaparezcan antes, debes seguir el tratamiento durante el tiempo prescrito; si no lo haces así, podrías sufrir una recaída.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles