Cómo hacer un exfoliante corporal a base de sal marina, limón y lavanda

Escrito por christopher godwin
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un exfoliante corporal de sal marina, limón y lavanda descama la piel dejándote una sensación saludable de hidratación y mayor juventud. Este producto natural te ahorrará el dinero de tener que comprar artículos en el comercio y un costoso tratamiento de spa. Esta fórmula rinde aproximadamente una taza de exfoliante corporal, pero puedes fácilmente duplicar o triplicar la cantidad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 8 cucharadas de sal marina
  • 2 cucharaditas de cáscara de limón
  • 2 cucharaditas de agua de rosas
  • Una procesadora de alimentos
  • Un cuenco para mezclar
  • 8 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Una cuchara de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Procesa la sal marina, la cáscara de limón y el agua de rosas a alta velocidad durante 30 a 45 segundos. Traspasa los contenidos a un pequeño cuenco para mezclar.

  2. 2

    Agrega el aceite esencial de lavanda al cuenco y revuelve con una cuchara de madera. Cubre el recipiente con un envoltorio plástico y déjalo reposar durante una hora a temperatura ambiente.

  3. 3

    Vuelca la mezcla terminada en una jarra pequeña de boca ancha y almacénala en la nevera hasta su aplicación.

Consejos y advertencias

  • Para utilizarla, fricciona la mezcla sobre la piel en la bañera o la ducha. Deja actuar el exfoliante corporal durante 10 a 15 minutos y enjuaga con agua fría.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles