Exfoliante facial hecho en casa con ácido salicílico

Escrito por genae valecia hinesman Google | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Exfoliante facial hecho en casa con ácido salicílico
(Pixland/Pixland/Getty Images)

La prensa de la belleza ha revoloteado sobre los beneficios del ácido salicílico (alias "BHA" o beta- hidroxiácido), como un tratamiento de belleza y un exfoliante facial. El acido salicílico viene de la corteza de los sauces. Éste es un antiinflamatorio, lo que significa que reduce el enrojecimiento y el aparecimiento del acné y otros desórdenes de la piel. Quizá conozcas al ácido salicílico por su nombre más común: ¡aspirina! Cualquiera que haya lidiado con problemas de la piel puede avalar que éstos son un dolor de cabeza. La siguiente vez que el dolor de cabeza comience, en lugar de tragarte dos aspirinas con un vaso de agua ¡utilízalas en tu cara!

Otras personas están leyendo

¿Cómo ayuda un exfoliante facial con ácido salicílico a mi piel?

El ácido salicílico es un beta hidroxiácido que actúa como un exfoliante natural para las células de tu piel. Éste ayuda a remover la capa sin brillo de células viejas y muertas y estimula la regeneración de piel más nueva y fresca. Éste proceso es conocido como un “regenerador” celular. Remover las células muertas puede prevenir una de las causas del acné, al ayudar a prevenir bacterias atrapadas y el exceso de sebo de causar poros tapados. Al mismo tiempo reduce el enrojecimiento haciendo las imperfecciones menos visibles.

Los beneficios de la propuesta HTM

Un paseo a través de una gran tienda minorista de belleza o una corta búsqueda en línea puede usualmente ofrecerte varios tratamientos faciales preparados conteniendo ácido salicílico. Es más difícil encontrar un producto que no contenga ingredientes extras que puedan irritar la piel sensible o que sean simplemente "rellenadores" innecesarios. Cuando creas tu propio exfoliante facial en casa estás al control de cada ingrediente utilizado y no hay componentes superfluos. Además, hacer tu propio exfoliante es económico y sólo toma unos minutos.

Hacer un exfoliante con ácido salicílico en casa

Utiliza la parte trasera de una cuchara para deshacer finamente de 2 a 4 aspirinas normales y sin recubrir, en un pequeño tazón. Mezcla unas cuantas gotas de agua para hacer una pasta granulosa y agrega 1/2 cucharadita de miel orgánica. Revuélvelo por unos segundos para combinar los ingredientes. La miel orgánica es libre de preservativos químicos y pesticidas los cuales pueden empeorar tus problemas de la piel. Utiliza esta mezcla en seguida para evitar que se disuelvan mucho los granos antes de tener la oportunidad de aplicar el exfoliante.

¿Cómo y que tan seguido lo utilizo?

Toma la mezcla que creaste en el paso anterior y suavemente colócala sobre tu cara. Déjala reposar por unos 15 minutos. Evita utilizar mucha fricción especialmente si tu piel es muy sensible. Frota suavemente tu piel en lugar de restregarla frenéticamente. Lava con agua tibia y seca tu cara con una toalla suave. Repite este tratamiento no más de una o dos veces semanalmente. De cuatro a seis semanas verás una reducción de los granos, la inflamación y los poros tapados y tu piel estará ¡radiante de buena salud!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles