Cómo hacer exfoliantes a base de sal

Escrito por j.d. wollf
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los exfoliantes salinos son muy eficaces, pero comprar uno en un local o hacerse una exfoliación en un spa puede demandar todo el dinero extra de tu billetera. Haciendo tus propios exfoliantes de sal puedes obtener la misma experiencia por una fracción del precio, y hasta puedes personalizar tu exfoliante con tus esencias y aceites favoritos. Los exfoliantes salinos son fáciles de hacer y también son magníficos para obsequiar a amigos y la familia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 taza de sal (sal marina, sal kosher o sal de mesa)
  • Un aceite transportador, como aceite de almendras dulces o de oliva
  • Perfume o aceites esenciales
  • Una botella o jarra con tapa (para obsequiar)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte sal en el bol. Puedes utilizar cualquier tipo que quieras, desde una sal marina exótica y colorida hasta una simple sal de mesa. Esta última tiene granos más finos y en más suave para la piel. La marina y la kosher tienen cristales más grandes y son más parecidas en su textura a las utilizadas en los tratamientos de spa.

  2. 2

    Agrega un aceite transportador. Comienza con una pequeña cantidad y continúa hasta que la mezcla alcance tu consistencia deseada (una pasta espesa es buena, pero puede que quieras más o menos aceite, dependiendo de qué tan humectante quieras que sea tu mezcla). Puedes usar una variedad de aceites transportadores (ver Recursos más abajo para una lista de algunos de los más comunes).

  3. 3

    Si quieres un exfoliante de sal aromatizado, agrega tres o cuatro gotas de perfume o aceite esencial.

  4. 4

    Usa tu exfoliante salino y no te olvides de enjuagar tu piel y ducharte bien después de terminar el tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Evita utilizar exfoliantes salinos cerca de una herida o inmediatamente luego de afeitarte - la sal puede penetrar en cortes y picaduras. Si estás regalando tu exfoliante, recuerda que es casero, lo que significa que, además, no contiene conservantes. Sella bien el recipiente y dile al destinatario que consuma el producto en pocos meses y que lo mantenga fuera de la luz solar directa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles