Cómo hacer exfoliantes caseros

Escrito por lisa russell Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer exfoliantes caseros
(seabreeze at Morguefile.com)

Puedes hacer exfoliantes con ingredientes de tu cocina, los cuales son lo suficientemente efectivos como para remover las células muertas y la suciedad de tu piel. Úsalos la próxima vez que quieras darle a tu piel un aspecto luminoso, joven y radiante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ingredientes básicos de la cocina
  • Cucharas medidoras
  • Una taza pequeña o recipiente para mezclar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Instrucciones para hacer exfoliantes caseros

  1. 1

    Decide qué exfoliante es apropiado para ti. Si tienes cutis seco, prueba con harina de avena. Si tu piel es sensible, intenta con levadura en polvo. Si tienes cutis normal, trata con bicarbonato o azúcar moreno. Coloca una cucharadita de tu ingrediente exfoliante principal sobre un plato chico.

  2. 2

    Agrega una cucharadita de melaza, miel o aceite de oliva al exfoliante. Este aceite es la mejor opción para el cutis seco. Debido a que las moléculas del aceite de oliva tienen el mismo tamaño que las células sebáceas, tu piel se nutre de la misma forma en que tus propios aceites proveen humectación a la piel. En tu caso, tu cutis es demasiado seco como para hacerlo por sí solo. Necesita un poco de ayuda. (Para la piel sensible, prueba usar un aditivo suave como la miel.)

  3. 3

    Mezcla las dos sustancias y fricciona delicadamente sobre tu piel. Recuerda usar una cucharadita del componente exfoliante y una de un ingrediente transportador suave. Tu mixtura debería tener la consistencia de una salsa. ¡Tendrá olor y sabor deliciosos! Sin embargo, el bicarbonato puede resultar salado, de modo que ten cuidado de no utilizar mucho durante el proceso de aplicación.

  4. 4

    Fricciona suavemente sobre tu piel con pequeños movimientos circulares. Asegúrate de hacerlo también sobre el área del cuello y el pecho. Evita el contacto con los ojos. Enjuaga con agua tibia.

  5. 5

    Seca tu piel con golpecitos suaves. (Nunca seques raspando tu cutis luego de una exfoliación.) Debes utilizar un buen humectante facial después de que tu piel esté completamente seca. Repite el proceso como máximo dos veces por semana. La remoción de células muertas te ayudará a tener una tez consistente, brillante y saludable.

Consejos y advertencias

  • Fricciona delicadamente trazando círculos y seca con suaves golpecitos.
  • Sólo debes aplicar exfoliantes una o dos veces por semana. (Evita el uso diario.)
  • Siempre humecta luego de la exfoliación.
  • Dado que estos exfoliantes no tienen conservantes, debes descartar cualquier producto sobrante (utilízalo en codos y rodillas).

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles