Exfoliantes faciales caseros para lograr una piel luminosa

Escrito por sarah dewitt ince | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Exfoliantes faciales caseros para lograr una piel luminosa
Relájate y deja que los ingredientes penetren en tu piel. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Pule la piel cansada con una combinación de ingredientes cremosos, gránulos exfoliantes y partículas provenientes de alimentos comunes que tienes en la alacena o en el refrigerador. Los exfoliantes faciales caseros contienen todo lo que necesitas para revivir tu cutis luego de un largo día de trabajo o escuela. Mezcla miel cruda con otros ingredientes para crear un exfoliante nutritivo que te devuelva tu luminosidad natural.

Otras personas están leyendo

Exfoliante de avena arrollada y miel

La revista Best Health recomienda usar miel, avena arrollada y algunos pocos ingredientes más para hacer una crema exfoliante y humectante. Coloca 1/2 taza de avena arrollada en un molinillo de café o procesador de alimentos para convertirla en partículas finas. Vierte esto en un recipiente, luego muele 1/3 taza de semillas de girasol, 4 cucharaditas de harina de almendras y 1/2 cucharadita de hojas de menta. Reserva los ingredientes secos en un recipiente para usar más tarde. Cuando sea el momento de darte un tratamiento de belleza, agrega 2 cucharaditas de los ingredientes secos con 2 cucharaditas de una crema pesada. Aplica la mezcla sobre la piel limpia y frota tu rostro y cuello. Deja que la crema penetre en la piel durante 5 minutos y luego enjuágala. Conserva los ingredientes secos sobrantes en una bolsa plástica y mézclalos con crema cuando desees hacer otra exfoliación.

Exfoliante de almendra, huevo y miel

Usa unas almendras fileteadas, miel y huevos para crear un exfoliante facial simple. Coloca 2 cucharaditas de almendras fileteadas en un procesador de alimentos y muélelas hasta convertirlas en partículas pequeñas. Vierte estas partículas en un recipiente y luego agrega 2 huevos y 1 cucharadita de miel. Mezcla todos los ingredientes y luego aplica la mezcla sobre la piel. Frota suavemente tu rostro por 1 o 2 minutos y luego enjuaga.

Exfoliante de lavanda, miel, leche y sal

Refresca tu rostro con una combinación de lavanda, leche, miel y unos pocos ingredientes básicos de belleza. Mezcla 1/4 taza de sal fina en un recipiente con 2 cucharaditas de leche en polvo, 2 cucharaditas de miel, 2 cucharaditas de agua, 1/3 taza de aceite de almendras dulces y 5 gotas de aceite esencial de lavanda. Aplica la mezcla sobre tu cara mientras disfrutas de una ducha tibia. Enjuaga y repite tan seguido como sea necesario para exfoliar todas las células muertas y obtener la luminosidad que deseas.

Exfoliante de yogur, pepino y café molido

Crea tu propio exfoliante facial con yogur, pepinos y café molido. Enfría el yogur en el refrigerador previamente, lo que te sumará una sensación más refrescante cuando lo coloques en tu rostro. Pica un pepino y colócalo en un procesador de alimentos con 1 cucharadita de café molido, 1/2 cucharadita de miel y 1/2 cucharadita de yogur natural. El yogur sirve como base y el café molido exfolia tu piel. Aplica la mezcla sobre la piel limpia y frota suavemente tu rostro durante 1 minuto antes de enjuagar. Coloca la mezcla sobrante en un frasco para usar más adelante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles