Cómo exfoliar tu cuerpo

Escrito por ehow contributor | Traducido por susana margarita lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo exfoliar tu cuerpo

Si quieres que tu piel luzca saludable y radiante, exfóliala regularmente. Removiendo la capa superior de células muertas de la epidermis, harás que la piel se suavice y tenga menos arrugas. Aquí te damos algunos pasos para ayudarte a conseguir piel limpia, y de aspecto saludable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas de baño
  • Limpiadores líquidos para el cuerpo
  • Loción corporal
  • Productos exfoliantes
  • Humectantes sin aceite

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cepilla la piel seca antes de darte entrar en la ducha. Puedes usar una esponja vegetal, guantes exfoliantes o un cepillo exfoliante para el cuerpo. Empieza en las plantas de los pies y ve subiendo.

  2. 2

    Entra en la bañera o en la ducha y moja todo tu cuerpo.

  3. 3

    Aplica un limpiador exfoliante en la esponja vegetal, al cepillo exfoliante o a los guantes.

  4. 4

    Restriega tu cuerpo con él, con movimientos circulares y suaves.

  5. 5

    Elige limpiadores con granos para limpiar tu piel, en lugar de jabón. Procura que estos contengan ingredientes como la avena, almendras molidas o sal gruesa. Esta textura granulosa exfolia la piel.

  6. 6

    Haz tu propio limpiador exfoliante, si lo prefieres. Mezcla sal gruesa, aceite de oliva y jugo de limón, o mezcla almendras molidas y leche en polvo. Las combinaciones son infinitas.

  7. 7

    Usa un trapo para una exfoliación más suave.

  8. 8

    Restrieta los puntos ásperos, como los talones, con una piedra pómez.

  9. 9

    Aplica loción que contenga alfa o beta hidróxiácidos después de exfoliarte. Esto continuará el proceso exfoliante porque los ácidos continuarán la corrosión y retirarán las células muertas.

  10. 10

    Asegúrate de usar humectantes corporales al menos una vez al día. La exfoliación regular reseca mucho la piel y hará más daño que bien a no ser que la piel sea rehidratada regularmente con lociones.

Consejos y advertencias

  • Algunos productos son más abrasivos que otros. Si tu piel es muy sensible, usa la menos fricción posible y utiliza los productos menos dañinos.
  • Nunca exfolies con limpiadores excesivamente abrasivos, o corres el riesgo de dañar las venas por debajo de la piel. Si estas se dañan podrían aparecer enrojecidas permanentemente. Esta condición, conocida como telangiectasia, debe tratarse después con cirugía.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles