¿Existe algún ejercicio para ayudar a detener el crujido de rodillas?

Escrito por jessica mccahon | Traducido por martin santiago
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Existe algún ejercicio para ayudar a detener el crujido de rodillas?
La rodilla es una articulación compleja, lo que significa que es vulnerable a lesiones y condiciones que causan que crujan. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

El crujido de rodillas durante el ejercicio o movimiento normal se denomina crepitación. En Cleveland.com, el Dr. Michael Roizen y el Dr. Mehmet Oz dicen que la causa de esta condición no es siempre clara. Sin embargo, la crepitación no suele ser grave y con frecuencia pueden tratarse mediante el fortalecimiento de los músculos alrededor de la rodilla.

Otras personas están leyendo

Tus rodillas

De todas las articulaciones de tu cuerpo, las rodillas son responsables de absorber la mayor presión y llevar el mayor peso sobre una base continua. Si bien es fuerte, la articulación de la rodilla también es particularmente vulnerable a las lesiones, según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos. Esto es debido a su complejo diseño, compuesto de tres huesos, tendones, ligamentos y cartílago. Una serie de lesiones en la rodilla y condiciones comunes suelen ir acompañados de un ligero estallido.

Acerca de la crepitación

Una posible causa de crepitación es la osteoartritis, que ocurre cuando el cartílago que actúa como un amortiguador entre los huesos de la articulación de la rodilla se desgasta. A medida que se deteriora, tus huesos no se deslizan tan suavemente entre ellos y pueden hacer un ligero chasquido. No hay cura para la osteoartritis, pero el ejercicio suave puede ayudar a aliviar la condición.

El gas en la articulación de la rodilla es otra posible causa de crepitación. Estirar una articulación más allá de su rango normal de movimiento lleva a un cambio de presión en el líquido sinovial que ayuda a lubricar la articulación, como informa West Coast Family Chiropractic. El gas forma burbujas, y al estallar las burbujas hacen un ruido seco. Al ajustarse tus tendones y ligamentos de la rodilla sobre los huesos también pueden hacer un chasquido. Esto generalmente ocurre cuando los ligamentos y los tendones se han endurecido debido al ejercicio, un suave estiramiento puede ayudar.

Las contracciones del muslo

Este ejercicio ayuda a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones de las rodillas para asegurarse de que están bien soportadas y ayudar a absorber parte de la presión que se coloca sobre ellas. Siéntate en el piso o en una cama con una pierna estirada hacia fuera delante de ti, coloca una toalla enrollada debajo de la rodilla. Contrae los músculos del cuádriceps en la parte delantera del muslo lo más que puedas sin causar ningún dolor; empuja suavemente la parte posterior de la rodilla en la toalla. Mantén esta posición durante cinco segundos y después relájate y repite este ejercicio 10 veces.

Puente de hombro

Este ejercicio fortalece y estira las articulaciones de la rodilla al mismo tiempo, es particularmente útil si tu crepitación se debe a tendones tensos. Acuéstate en el piso con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Mantén los brazos a los lados y levanta las caderas del suelo, tan alto como puedas para que tu cuerpo forme una línea recta desde las rodillas hasta los hombros. Mantén esta posición durante cinco segundos y luego baja suavemente las caderas hacia atrás hasta el suelo; repite 10 a 20 veces. Asegúrate de no ceder alrededor de tu centro en la posición elevada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles