Cómo hacer el exorcismo de una casa

Escrito por mary johnson-gerard, ph.d. | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer el exorcismo de una casa
(house image by Dragomir Rafajlovic from Fotolia.com)

Con frecuencia, a los exorcismos se los denomina "limpiezas", y limpiar una casa nueva o el lugar dónde vives es una tarea que requiere que estés dispuesto a abrir tu mente a los caminos espirituales. Una limpieza de una casa, o exorcismo, requiere un determinado nivel de espiritualidad, lo que no significa que debas ser religioso, sino simplemente que creas en seres místicos o espirituales. Un exorcismo no significa que el diablo o demonios estén en tu casa. Simplemente debes creer que un espíritu es una fuente de energía negativa que está en tu hogar y que está afectando tu vida. Este ritual, con raíces en la cultura estadounidense nativa y en el paganismo, es para que lo realice una persona promedio sin la ayuda de un sacerdote o una sacerdotisa, de un ministro o de otro líder espiritual.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 ó 4 ramas de salvia seca
  • Hilo o cuerda
  • Una pala o una paleta pequeña
  • 1 libra (450 gramos) de sal marina de grano pequeño
  • Un encendedor o fósforos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Reúne las ramas de salvia y átalas para formar un palo mancha. Dóblalas por la mitad para hacerlo más grueso, de ser necesario. Necesitas un palo mancha de unas 2 pulgadas (5 cm) de ancho cuando las ramas estén atadas.

  2. 2

    Envuelve la salvia firmemente con un hilo o una cuerda, comenzando por la parte superior y envolviendo en forma de lazo hasta el final, con lazos separados a una distancia de aproximadamente 1/2 pulgada (1,25 cm). Ata un lazo adicional en la punta para que el hilo se mantenga en su lugar. Átalo también en la parte inferior alrededor del último lazo.

  3. 3

    Sostén el palo mancha en tus manos y cierra los ojos. Visualiza energía positiva fluyendo dentro de la savia que tienes en las manos para agregarle poder a su humo mientras limpias la vivienda.

  1. 1

    Enciende la punta del palo mancha sosteniéndolo sobre una llama hasta que arda en forma pareja. Cuando esté listo, echará humo sin problemas.

  2. 2

    Mueve el palo mancha por toda la habitación, comenzando por la parte trasera de la casa y dirigiéndote hacia la entrada principal. Entra con él en cada habitación recorriendo el perímetro y permitiendo que el humo llene los cuartos.

  3. 3

    Mueve también el palo mancha alrededor de cada ventana en todas las habitaciones. Al pasarlo por cada habitación, umbral y ventana, repite: "Expulso a toda energía y espíritus negativos y maldad de esta casa. Váyanse ahora y no regresen".

  4. 4

    Sigue pasando el palo mancha hasta haber terminado con toda la casa, incluyendo la entrada principal, pasando por el marco de la puerta tres veces y diciendo cada vez: "Por los poderes de tres veces tres, aquí sólo entrará energía positiva". Termina con una frase positiva ya que quieres atraer la energía positiva al hogar.

  5. 5

    Deja la salvia afuera hasta que termines, incluso si sigue encendida. La desecharás cuando termines con el exorcismo.

  1. 1

    Toma la sal marina y espárcela en cada alféizar y a través de cada umbral de la casa. La sal se ha utilizado tradicionalmente como un elemento poderoso para expulsar la energía del mal y para protegerte a ti y a tu casa de los espíritus malignos.

  2. 2

    Coloca una pequeña pila en los rincones de cada habitación para crear protecciones en cada una de ellas.

  3. 3

    Esparce la sal en un perímetro grande alrededor de la casa por afuera para agregar otra capa de protección contra las energías negativas. Guarda sal para reponer las protecciones si lo crees necesario.

  1. 1

    Cava un pequeño agujero afuera con la paleta y coloca dentro la salvia.

  2. 2

    Cubre la salvia con sal para que cualquier energía negativa quede atrapada en el agujero. Cubre el agujero con tierra.

  3. 3

    Limpia tu propia energía dándote una ducha o dándote un baño. Come o bebe algo inmediatamente después de limpiar la casa para recargar tu energía y conectarte con la tierra.

Consejos y advertencias

  • Debes creer fehacientemente que tú puedes expulsar la negatividad de tu casa para que funcione. Si sólo le das media oportunidad, los espíritus no tomarán el exorcismo en serio.
  • Repite el exorcismo dos o tres veces en un mes para limpiar la casa por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles